Dexametasona, primer tratamiento en para pacientes de COVID 19. OMS advierte que sólo deberá usarse en casos graves

La Organización Mundial de la Salud (OMS) celebró que científicos británicos hayan descubierto que el corticosteroide reduce la mortalidad hasta en un tercio en los pacientes graves de COVID 19.

No obstante, advierte que sólo deberá usarse bajo estricta supervisión médica y no como un tratamiento preventivo. Prohibido automedicarse.



Al mismo tiempo, la OMS anunció la suspensión definitiva de la investigación de la hidroxicloroquina del ensayo clínico mundial denominado “Solidaridad”.

De acuerdo a los estudios de la Universidad de Oxford en el Reino Unido, a los pacientes con ventiladores la dexametaxona redujo la mortalidad en un tercio y un quinto para los pacientes con oxígeno.

Y ojo, para los pacientes leves, “no tiene un efecto beneficioso” y peor cuando se intenta tomar este medicamento como medida preventiva, la OMS alerta que puede “ayudar a que el virus se divida y replique dentro del cuerpo”.

La Dexametasona es un esteroide que se ha utilizado desde la década de los 60 del siglo pasado para reducir varias afecciones. Actualmente está fuera de patente y disponible de manera sencilla en la mayoría de los países, de ahí su riesgo a utilizarse sin la supervisión debida.

“Este es el primer tratamiento que se ha demostrado que reduce la mortalidad en pacientes con COVID-19 que requieren oxígeno o asistencia respiratoria. Se trata de una gran noticia y felicito al Gobierno del Reino Unido, la Universidad de Oxford y los numerosos hospitales y pacientes en el Reino Unido que han contribuido a este avance científico que salva vidas”, afirmó Tedros Adhanom Gebreyesus, director de la OMS.