Desproporcionado e insostenible el trabajo de cuidados que la pandemia genera en las mujeres: CEPAL y ONU Mujeres

Antes de la pandemia, las mujeres ya dedicaban el tripe de tiempo que los hombres al trabajo de cuidados no remunerado. Se estima que hasta 118 millones de mujeres en latinoamérica podrían caer en pobreza en esta crisis.

Lo anterior lo revela un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la entidad de Naciones Unidas para la Igualdad de Género y Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres).



La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, convocó a transformar la crisis en una oportunidad para fortalecer las políticas de cuidado en la región. “Necesitamos reducir la presión sobre las mujeres y las familias”, manifestó.

Son las mujeres las más afectadas por el desempleo y la pobreza y a esto se suma la carga adicional de trabajo no remunerado. Proyecciones calculan que el desempleo se incrementará 6 por ciento en las mujeres para alcanzar una tasa de 15.2 por ciento.

El informe recomienda a los gobiernos reconocer el trabajo de cuidados y reforzar políticas públicas y servicios de protección social con perspectiva de género.

Bárcena agregó que la economía del cuidado es clave para una recuperación económica sostenible y que para ello se requiere un pacto fiscal con foco en las mujeres para orientar recursos a la inversión, la creación de empleo y la inclusión digital y financiera.

Por su parte, la directora regional de ONU Mujeres, María Noel Vaeza, destacó la necesidad de romper el círculo vicioso que existe entre cuidados, pobreza, desigualdad, precariedad y exclusión. “Es hora de tomar en serio la inversión pública en salud y creación de empleo con un enfoque de género y derechos”, sostuvo.