Deserción escolar, la gran amenaza de retroceso en la pandemia: ONU

Como una “catástrofe generacional” definió el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, la interrupción de clases escolares por la pandemia que ha afecta a más de mil 500 millones de estudiantes en el mundo.

Recordó que la educación es la llave del desarrollo personal y el futuro de las sociedades y agregó que el cierre de escuelas “podría desperdiciar un potencial humano incalculable, minar décadas de progreso y exacerbar las desigualdades arraigadas”.



El titular de la Organización de las Naciones Unidas reveló que proyecciones indican que casi 24 millones de estudiantes podrían abandonar las clases a causa del impacto económico.

Al presentar el documento de políticas sobre la educación y el COVID 19 exhorta a evitar que la crisis de aprendizaje que ya existía se convierta en una calamidad irreparable y para ello recomienda:

  1. En cuanto los gobiernos controlen la transmisión local del coronavirus, dar prioridad a la reapertura de las escuelas de manera segura e involucrando a padres de familia y trabajadores del sector salud.
  2. Se dé prioridad a la educación en las decisiones presupuestales. Recordó que antes de la pandemia ya se registraba un déficit de 1.5 billones de dólares anuales en el rubro educativo.
  3. Promover que las iniciativas de educación lleguen a quienes corren mayor riesgo de retraso educativo: grupos minoritarios, desplazados y personas con discapacidades.
  4. Transitar a sistemas progresistas que impartan educación de calidad para todos como una vía para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Para ello se requiere de inversiones en la alfabetización y la infraestructura digitales.

“Debemos tomar medidas audaces ahora, a fin de crear sistemas educativos de calidad inclusivos y resilientes, adecuados para el futuro”, concluyó.