Crisis del cambio climático tan grave como la del coronavirus: Greta Thunberg

La joven activista sueca se reunió con la canciller alemana, Ángela Merkel, quien ocupa la presidencia de la Unión Europea, para denunciar “la inacción política” y la “negación de los gobiernos frente al cambio climático.

La acompañaron otras jóvenes de Alemania y Bélgica que forman parte de su movimiento Fridays For Future para exigir que la crisis del cambio climático sea atendida con la misma urgencia con la que se atiende la del coronavirus o cualquier otra.



En conferencia de prensa posterior a su encuentro que duró 90 minutos, Greta Thunberg y sus compañeras ofrecieron una conferencia de prensa en la que manifestaron confianza en la determinación de la gobernante alemana para secundar y trabajar en sus demandas ambientales.

“Se necesitan líderes dispuestos a trabajar dispuestos a trabajar duramente por las metas del acuerdo de París. La señora Merkel tiene potencia, es valerosa“, sostuvo la activista de 17 años.

Greta está cumpliendo 2 años de activismo contra el cambio climático. Durante este tiempo, además de implementar los viernes de paro escolar para manifestarse por causas ambientales, ha tenido espacio en grandes foros como la Conferencia Mundial sobre el Medio Ambiente y en el Foro Económico Mundial.

Desafortunadamente este año derivado de la pandemia se han suspendido eventos mundiales donde se tenía previsto dar seguimiento a los compromisos adquiridos el año pasado.

En una carta abierta enviada a los gobernantes de la Unión Europea previo al encuentro con Merkel, el movimiento Fridays For Future se invita a los jefes de estado a dar por terminado todos los subsidios a combustibles fósiles, detener las inversiones en exploración y extracción de este tipo de energéticos, fijar topes máximos anuales para emisiones de gases y que su incumplimiento sea sancionado.

A juicio de las jóvenes activistas las metas actuales como lograr que la Unión Europea alcance carbono neutral en 2025 o abandonar el uso de carbón para la producción de electricidad en 2038, son tardías.

“Ningún adolescente del mundo quiere dedicar su tiempo libre a ser activista. No es algo que uno haga por diversión, pero si nadie más lo hace, los jóvenes tenemos que levantarnos“, manifestó Thunberg.

Con información de La Voz de América y de DW