Lo que debes saber sobre tu recién nacido

         
Por: Redacción

Lo que debes saber sobre tu recién nacido para no correr al pediatra cada vez o para que tengas mas certeza sobre la apariencia y comportamiento regulares del bebé…

Si vas a tener un bebé o ya lo tienes en tus brazos y son sus primeros días de vida, es posible que descubras estos datos que quizá no eran de tu conocimiento:

Piel delgada:

La piel de un bebé es muy delgada y se pueden ver las venas y a veces manchas rojas que se encienden más si llora o está aclarado.

También puede presentarse un  sarpullido rojo, con pequeños granitos  en los pliegues del cuello o detrás de las orejas,,  donde la piel está húmeda.   Al tacto puede presentarse áspero, como papel de lija. Pueden presentarse también manchas rojas en el abdomen del bebé que parecen picaduras, son también bastante comunes y desaparecen en una semana o dos. Si estás preocupada por cualquier erupción cutánea o si el  bebé está enfermo o tiene fiebre, llama al pediatra.

Acné del bebé

El bebé puede presentar granitos blancos en la nariz, la barbilla o las mejillas en forma frecuente. Generalmente desaparece por sí solo y es efecto de las hormonas maternas que aún  continúan circulando por la sangre del bebé.

Dermatitis seborreica

Nadie sabe qué causa la seborrea del cuero cabelludo, se presenta como piel escamosa que forma costras amarillas en la cabeza del bebé. También pueden aparecer en los oídos de los bebés, las cejas, los párpados, o incluso axilas. No es contagiosa y probablemente no molestes a tu pequeño. Para limpiarlo utiliza un algodón embebido en aceite de almendras y frótalo hasta que salga..

Cabeza con caput 

Si tuviste un parto vaginal, los huesos de la cabeza del bebé generalmente se mueven y se superponen para que poder pasar a través del canal de parto. Esto hará que en los primeros días la cabeza del bebé no se vea tan redondeada sino más puntiaguda o en forma de cono.  No te preocupes, la cabeza ya estará mucho más redondeada en una semana.

Pérdida de peso

Los bebés pierden entre el 10-12% de peso durante los primeros días y los bebés que pesaron más al nacer puede perder aún más peso.  Cuando empiezan a subir de peso, esperamos que ganar 120 y 200 gr por semana durante las primeras semanas, y luego entre 500 y 800 gr por  mes durante los primeros seis meses. Mucho del peso perdido es el exceso de agua en el cuerpo por absorción del líquido amniótico o por suministro de fluidos adicionales en la madre durante el parto.

Cuánto come

Los bebés se alimentan cada dos o tres horas durante las  primeras semanas de vida máximo cada 4 horas.  Es importante que prestes atención a algunas señales de tu bebé, así como la forma en que come y cuantos pañales ensucia y si parece estar satisfecho entre 2 y 3hs entre comidas. La mayoría de los recién nacidos mojarán entre 6 y 10 pañales al día  y presentarán entre 3 y 4 deposiciones diarias.

Cómo se prende al pecho

Muchos bebés necesitan ayuda al principio. Algunos consejos importantes son: llevar la boca del bebé al pecho y verificar que sus dos labios están hacia fuera o evertidos. Es posible que sientas dolor durante un minuto al principio, pero debe mejorar.  Si no es así, detén la alimentación brevemente y vuelve  a intentarlo.  Si notas que hay problemas en la succión consulta a tu médico.

Deposiciones oscuras

Las primeras deposiciones de un bebé son color verde oscuro o negro y espeso, pero después de eso, el color en el pañal debe ser de color amarillo-verde, esto es la eliminación del meconio que será mas efectiva si el bebé se alimenta con leche materna.

Si el bebé es amamantado, sus deposiciones serán color mostaza claro o amarillentas, si recibe leche de fórmula probablemente sean más oscuras.  Cuando la materia fecal es dura  o seca probablemente  necesite beber más leche.

Se pone bizco

Muchas veces podrás ver que tu bebé se pone bizco o los dos ojos no miran en forma paralela.  Eso sucede por inmadurez de los músculos oculares, pero corregirá antes del año.  Si tienes dudas consulta a tu pediatra.

La fontanela se hincha cuando llora

Tu bebé tiene dos puntos blandos en la cabeza: uno más grande hacia la parte frontal de la parte superior de la cabeza y una pequeña hacia la parte posterior.  Si la tocas suavemente la notarás levemente hundido, pero cuando llore probablemente  se hinche.

Estas aberturas son las que permiten que el cráneo se amolde al canal de parto y una vez que el bebé nació le permitirá crecer  a gran velocidad. La fontanela menor desaparece en seis meses aproximadamente, mientras que la mayor recién cerrará entre 12 y 18 meses.

Dermatitis del pañal

Casi todos los bebés tienen dermatitis del pañal en algún momento, ocurre con mayor frecuencia entre los 4 y 15 meses, y es más notable cuando los bebés comienzan a comer alimentos sólidos. Entre las causas más frecuentes de dermatitis del pañal se encuentran: pañales sucios o demasiado apretadas, evacuaciones frecuentes, antibióticos, y una mala reacción a los jabones. Las soluciones incluyen: el cambio de pañales con frecuencia.

Manos y pies azulados

Las manos de tu bebé y los pies pueden verse azulados de forma intermitente durante unos días después del nacimiento. En la mayoría de los casos es normal, debido al hecho de que su sistema circulatorio no ha madurado completamente.  De todas formas si tienes dudas consulta con el pediatra.

Piel amarilla

Muchos bebés pueden presentar ictericia, que presentará una coloración amarilla de su piel, dentro de tres o cuatro días después del nacimiento. Por lo general, desaparece en una o dos semanas, pero siempre es conveniente que consultes con el pediatra para chequear que esté dentro de lo esperado.

Cuándo se cae el cordón

Es posible que veas algunas gotas de sangre en el pañal de su bebé cuando el muñón del cordón umbilical se cae.  Antes de que se caiga, asegúrate de evitar humedad cada vez que lo cambias.  Se debe caer entre los 7 y 15 días posterior al nacimiento, no supurar, ni emitir mal olor o sangrar.

Lánugo

El cuerpo del bebé suele estar cubierto de una capa de fino vello que lo mantiene en una temperatura adecuada y ese vello se va cayendo con los primeros baños del bebé.

Vérnix

Al nacimiento el bebé sale del útero todo lleno de una capa de grasa espesa al tacto y que idealmente debe ser reabsorbida por la piel del bebé de manera natural antes de bañarlo o de retirarla por aseo. Esa capa de grasa también tiene una función protectora para la piel del bebé de agentes patógenos externos y mantiene la hidratación adecuada de su piel. Terminará de absorberse de manera natural en los días siguientes al nacimiento, irás encontrando residuos en los pliegues de su cuerpo.

Ampolla de succión

Se mira principalmente el el centro del labio superior y es debido a la succión por lactancia materna, suele formar una ampolla que debe caerse sola, no es necesario quitarla o poner medicamento alguno. No debe sangrar y al bebé no le duele. Es la adaptación de su piel a la succión del seno materno.

 

Te puede interesar:

Ictericia o el color amarillo en los recién nacidos

El primer día con tu recién nacido

El olor del recién nacido activa los mismos circuitos de recompensa que las drogas