Consejos para elegir tu cocina, lo que a mí me funciono

La cocina es el corazón de la casa, dónde todos nos reunimos para compartir, dónde los planes y el amor de cocinan. Es por esto que es uno de los espacios a los que más le tenemos que poner atención y diseñarlo de manera que se acople a las necesidades de nuestra familia.

 



Ahora que comencé a remodelar mi cocina, me di cuenta de que hay muchas opciones para elegir, para mí lo más práctico fue portar por una cocina integral tanto por su diseños como por su costo. Aquí te comparto el catálogo de cocinas integrales dónde elegí la mía.

 

Las razones por la que las cocinas integrales te convienen


Después de investigar encontré que las cocinas integrales son la opción más elegida por todas las familias porque además de ser una de las opciones más económicas, brindan mucho estilo tu casa y además permiten mantener todo perfectamente ordenado. Incluso, a la hora de elegirlas, se puede pensar en el uso que se le va a dar a cada compartimiento para guardar todos los electrodomésticos y que nada quede a la vista. Para eso hay que tener en mente qué tipo de electrodomésticos y utensilios de cocina se tienen más y se usan más seguido, para poder elegir tener más cantidad de estantes, mayor cantidad de cajones o quizás más espacios grandes libres para poder colocar grandes cosas.

 

La parte superior de este tipo de muebles es ideal para guardar todas aquellas cosas que se quieren mantener fuera del alcance de los pequeños, como los trastes o vasos que se pueden romper muy fácilmente o bien sustancias peligrosas. Mientras que la parte de abajo es ideal para poner todo lo que es comida, ollas, sartenes y, por supuesto, los envases de plástico.

 

Lo más importante: el tamaño

 

Lo primero que tienes que hacer, antes de empezar a ver los diferentes modelos, es tener en cuenta las medidas del espacio en donde se quiere colocar la cocina funcional. No tener en cuenta las medidas suele ser el error más común a la hora de comprar este tipo de muebles y lo que muchas veces sucede es que al recibirlo termina siendo más chico o más grande de lo que se pensaba.

 

Hay que medir el ancho, el largo y la profundidad. Con estas tres medidas en mente se podrá elegir la opción más adecuada. Lo ideal es que tenga el tamaño justo según las dimensiones del lugar, ni muy chico ni muy grande.

Ahora sí, a elegir el modelo

 

Una vez que tomaste las medidas  es momento de ponerse a pensar en el estilo y color que más te gusta. No hay que olvidarse de que tiene que combinar con el resto de los muebles de la cocina o incluso de tu casa para poder lograr el espacio de tus sueños.

 

¿Con puertas? ¿Sin puertas? ¿Muchos espacios? Todo esto hay que pensarlo con calma para poder elegir la mejor opción a largo plazo. En cuanto a, si es mejor optar por los espacios abiertos o cerrados, eso dependerá en la organización y en si se quieren usar los elementos de la cocina como decoración. Una buena opción es elegir modelos de cocinas que tengan espacios tanto abiertos como cerrados para poder mantener más fácilmente el orden.

 

Otro punto crucial es el color. Se puede elegir color madera si se quiere ir por una opción más clásica y que combine fácilmente con todo. Mientras que los muebles blancos o gris claros son ideales para los espacios en los que se quiere lograr mayor luz. También están las opciones en color negro o colores oscuros que quedan súper modernas.

 

Lo ideal a la hora de elegir este tipo de muebles es pensar en el uso diario. Hay que priorizar la comodidad y la funcionalidad para que sea un mueble útil. Sobre todo si se tiene en cuenta que se utilizará por muchos años.

¡Recuerda la cocina es el corazón de tu hogar, dale todo el cariño que merece!

 

 

 

Deja un comentario