Conoce todo acerca de cómo vestir a tu muñeca

Las muñecas para niñas son juguetes que acompañan durante toda la infancia. Y en ese período de la vida, se les va cambiando la ropa. Desde pantalones, vestidos y polleras hasta camisas, playeras y zapatos. La muda es parte del juego. Pero jugar a vestirlas tiene más gracia si la ropa la hace una misma. 

 



Hay muñecas para niñas de diferentes tamaños, cada una con características propias. Por eso es importante tomarles la medida antes de confeccionar la ropa.  Como en la vida real: el ancho de la cintura, el largo de las piernas, y así con cada parte del cuerpo según la prenda que se quiera hacer. 

 



¿Qué se necesita para hacer ropa de muñecas? En principio, un centímetro para tomar las medidas, un lápiz para marcarlas en la tela de la ropa y una tijera para cortar. Además, algunos materiales propios de las manualidades. 

 

Por supuesto, a las muñecas para niñas les falta algo si no tienen accesorios. Vinchas, colgantes, o pulseras, son los detalles finales que terminan de embellecerlas. Hacerlos requiere de ingenio y un poco de imaginación. Es fácil y muy divertido.

Fuente – Pexels

¿Cómo hacer ropa para muñecas?

Con un retazo de tela, un centímetro, un lápiz y una tijera, alcanza para empezar. Hacer ropa para muñecas no es ninguna ciencia, aunque algunas prendas pueden ser más complicadas que otras. A continuación, dos ejemplos clásicos. 

 

Vestido. Envolver la muñeca con la tela, que debe superponerse al menos 2 centímetros, y cortarla a la altura de las rodillas o de los pies, según el largo del vestido que se quiera hacer. 

 

Poner la muñeca sobre la tela y marcarla con un lápiz al costado de cada hombro. Hacer dos agujeros en las marcas con una tijera y luego introducir los brazos en ellos hasta llegar a los hombros. 

 

Envolver la tela alrededor del cuerpo de la muñeca y atar el vestido por la cintura con una tira larga de tela. Por último, doblarla en la zona del cuello y pegar una lentejuela para decorarlo. 

 

Pantalón. Colocar la muñeca sobre una tela plegada. Trazar con un lápiz el contorno de las piernas. Cuanto más alejado de estas, más holgado será el pantalón. Recortar la tela siguiendo la línea trazada. Coser o pegar las dos caras de la tela. Dar vuelta el pantalón para que quede al revés. Finalmente, ajustarlo con una tira larga de tela para que haga las veces de cinturón.


Fuente – Pexels

Accesorios para muñecas

Las muñecas para niñas necesitan ese toque final que las destaque. Y eso se logra con los accesorios, que son aún más sencillos de hacer. En general, porque se parte de una prenda real o de un objeto, que sólo hay que transformar. 

 

Vincha. Cortar el anillo de una botella de plástico en forma de vincha y pegar flores de cristal hasta cubrirlo.  

 

Bolso de compras. Cortar la parte inferior de una botella de plástico. Hacer dos agujeros en cada lado. Introducir dos cintas anudadas en los extremos para hacer las manijas. 

 

Gorro de invierno. Cortar un calcetín de bebé. Ponerlo en la cabeza de la muñeca y doblar la zona de la frente. 

 

Orejeras. Cortar el anillo de una botella de plástico en forma de herradura y pegar en las puntas dos tapas de botellas similares a la del anillo. Poner algodón para rellenar las tapas.

Fuente – Pexels

 

Está claro que hay diferentes muñecas para vestir con mucha ropa y cada una tiene su particularidad. Por eso, las mediciones con el centímetro, previas a la confección de la ropa y de los accesorios, es muy importante. También, tener precisión al marcar con el lápiz en los retazos de tela para saber dónde cortar, doblar, o pegar. 

 

Las muñecas para niñas son mucho más que un simple juguete. Como fieles compañeras de la infancia, siempre es agradable vestirlas de la mejor manera. 

 



Staff

Staff

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email