fbpx
Salud

Complementa la nutrición de tus hijos con hongos

  • Las dietas ricas en hongos están relacionadas con una buena salud y el fortalecimiento del sistema inmunológico. Implementar la ingesta de estos alimentos en nuestros hogares puede ser una opción excelente para la nutrición de nuestra familia.

Complementa la nutrición de tus hijos con hongos

Los hongos son uno de los organismos menos estudiados. Después de los insectos, el reino Fungi es el más diverso, con más de 70,000 especies conocidas en el mundo, esto sin contar los miles que aún quedan por descubrir. Los hongos, por mucho tiempo fueron considerados como plantas, no obstante, poseen diferencias sustanciales que los colocan en clasificaciones separadas. En nuestro país existen más de 6000 especies conocidas, de las cuales casi el 70% son macromicetos, es decir, los hongos que poseen la forma con “sombrerito” que todos conocemos. Además, del total de éstas, 2166 son comestibles, aunque sólo 1069 son utilizadas para este propósito.

Y, ¿qué beneficios conlleva el consumo de hongos comestibles? Pues bien, las dietas ricas en hongos están relacionadas con una buena salud y el fortalecimiento del sistema inmunológico. Implementar la ingesta de estos alimentos en nuestros hogares puede ser una opción excelente para la nutrición de nuestra familia. En primer lugar, los hongos ayudan a controlar el peso y sirven como sustituto de las carnes rojas, esto puede ayudar a reducir el riesgo de que nuestros hijos padezcan sobrepeso. Consumir extractos de hongos blancos aporta de manera muy efectiva, Vitamina D, responsable de la absorción del calcio y el fósforo. Estos elementos son primordiales en los primeros años de vida, la falta de ellos compromete la formación óptima de los huesos. Los hongos shiitake son benéficos para la regulación del sistema inmunológico.

Pero, no basta con comprarlos en los supermercados por una sencilla razón. Una de las características de los hongos es que producen su alimento a través de la absorción de la materia orgánica, pero son capaces de absorber también metales pesados y agua contaminada, por lo que si consumimos hongos cuya procedencia no nos quede del todo clara, podría ser contraproducente en vez de benéfico. Lo que podemos hacer entonces, es sencillo; cultivar nuestros propios hongos.

Puedes aprender la técnica para sembrar, monitorear y cosechar estos hongos. Por ejemplo, después de los champiñones, las setas son las más comunes, éstas son ricas en selenio; éste posee propiedades antioxidantes y protege contra algunos tipos de cáncer, también regula el flujo intestinal. La ventaja de aprender este método, al ser cultivados en nuestro hogar, es que no tenemos que preocuparnos de que estén contaminados.

Entonces, ésta es la alternativa ideal para brindarle a nuestra familia una alimentación rica, natural y súper nutritiva.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA