Cómo mantener la rutina durante el confinamiento

Las rutinas son saludables para mantener las dinámicas familiares eficientemente. Nos ayudan a que nuestros hijos vayan adaptando hábitos de disciplina y autonomía. Claro que para implementar una rutina se requiere planeación previa y mucha voluntad.

Nuestros hijos necesitan estructura y certidumbre, es decir saber lo que va a suceder. Es por esto que, en las escuelas todos los días siguen los mismos pasos, llegan colocan sus cosas en su lugar, hacen activación física, sus minutos de lectura y después las actividades programadas, saben cuando es su receso y en que momento pueden levantarse de su lugar, por qué existe una rutina que ha sido implementada y acuñada día a día para que ellos la sigan de manera autónoma.

Hoy en día las clases se toman en casa y las actividades académicas requieren que los papás nos acompañen, y por otro lado muchos papás están realizando oficina en casa y por lo mismo también están ajustando sus actividades laborales, las tareas de hogar y además ayudando a sus hijos a que puedan lograr conectarse en clase y realizar sus carpetas de testimonios o aprendizajes. 

Todo esto parece una gran carga de trabajo, y sí que lo es, pero pasa lo mismo que cuando entramos a un cuarto desordenado, parece que hay más cosas de las que realmente hay, pero cuando clasificamos y ponemos todo en su lugar, de pronto nos damos cuenta de que, tenemos espacios libres y que realmente no eran tantas cosas.

¿Quieres saber cómo fijar una rutina efectiva? Sigue estos pasos:

  • Haz una lista y prioriza las actividades más importantes (laborales, escolares y del hogar).
  • Coloca esas actividades en un planeador y asigna horarios, no solamente las que ya están en un calendario, establezcan horarios de comidas, baño y esparcimiento.
  • Asignen responsables de acuerdo con la edad, todos lo miembros de la familia tienen que cooperar.
  • Sean realistas, si quieren asignar tiempo para lectura, comiencen por 10-15 minutos nada pasará si ponemos 1 o 2 horas y no hemos desarrollado el hábito.
  • Compromiso y voluntad, por muy lindo que esté nuestro planificador, no servirá si nos comprometemos.
  • Registren los avances, es muy motivador cuando vemos cómo vamos palomeando pendientes y cómo todos vamos avanzando.
  • Respetemos los tiempos de esparcimiento, para mantener la rutina necesitamos descansar y respetar el tiempo para divertirnos.

Si sientes que estos últimos meses no te ha rendido el tiempo, comienza poco a poco, organizando tus días e implementando estructura a la vida de tu familia. Es un método comprobado que nos compartieron en KUMON  quienes han comprobado su éxito durante mas de 40 años. Sigue estos consejos y tu familia gozará de más tiempo de calidad.