Cómo Kate Perry se hizo más humana al ser madre

La maternidad infunde a la madre instintos maternales que se extienden más allá del niño porque crea tal sensibilidad que algunas personas buscarán ayudar a otros niños pequeños. Este es el caso de Katy Perry, quien ha decidido apoyar una noble causa.

La artista, cuyo nombre real es Kate Hudson, es madre de Daisy Dove, su única hija, fruto de su relación con el actor Orlando Bloom. La niña nació en agosto de 2020 y parece ser la musa inspiradora de la reversión de uno de los grandes hits de la cantante.

Con mucho humor, la cantante describe que sus noches ya no son solo de recitales y, sin omitir nada, habla sobre las dificultades que la maternidad presenta, aún siendo una estrella del pop.



Para celebrar su rol, Katy Perry junto a Zooey Deschanel y Nicole Richie, asistieron al evento Baby2Baby Back2School, presentado por Stitch Fix Kids y Epic en Los Ángeles. El trío de mamás acudió al evento realizado en Boyle Heights, una comunidad de Los Ángeles que lucha contra tasas cada vez más altas de ingresos e inseguridad en la vivienda debido a la pandemia.

Más del 95% de los padres de las familias que asistieron al evento han perdido sus trabajos o han reducido sus horas de trabajo. El evento brindó a las familias artículos básicos y les dio a los niños una experiencia divertida y memorable después de un año tan devastador.





Staff

Staff

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email