Cómo acompañar a nuestros hijos durante su vida académica

          Photo by Jessica Lewis on Unsplash
Por: Mina Albert

Las tareas o actividades de reforzamiento son un básico de la vida escolar, lo aprendido en la escuela o durante la clase se debe poner en práctica después para consolidar el aprendizaje.

 

La tarea tiene el objetivo de que el alumno reproduzca lo que vio en clase por su propia cuenta, por eso se manda a casa, si él o ella son capaces de hacerlo sin ayuda de su maestra o compañeros significa que lograron asimilar el conocimiento, competencia o habilidad que fue asignada para practicar como tarea.

 

Pero muy seguido pasa que estamos en la casa, llegan nuestros hijos con mucha tarea y somos testigos de su frustración al no poder hacerla o no entender qué es lo que tienen que hacer. Claro que más de una vez nos involucramos activamente en ayudarlos a solucionar el problema. Buscamos información en libros (si eres conservador) o internet (si ya estás digitalizado/a), también es muy común hablarles a otros padres de familia del mismo grado para ver si pueden apoyarnos.

 

Y esto no está mal, nuestro hijo o hija se siente apoyado y le ayudamos a resolver el problema, pero a la larga, no le estamos permitiendo que desarrolle autonomía. Entonces, ¿cómo ayudo sin afectar su proceso de aprendizaje?:

 

  1. Pregúntale si trae sus apuntes o material completo, pídele que te cuente justo lo que hicieron en clase o cómo lo explicó su maestra. A veces con este paso se organizan las ideas y ellos recuerdan qué hacer.
  2. Dile que te diga qué piensa que tiene que hacer, las respuestas NADA o No entiendo nada no están permitidas, a veces lo hacen porque así delegan la responsabilidad en nosotros para resolver el problema.
  3. Motívalo a que lo haga a su manera, si es muy pequeño puedes poner una nota a la maestra explicando lo sucedido, si ya puede él o ella dar argumentos dile que le comparta a la maestra o maestro en lo que tienen dudas.
  4. Si van a preguntar a alguien más, deja que él mismo lo haga, ponlo en contacto con un compañero, no hagas tú esa intervención, si quiere preguntar, él debe hacer todo el proceso.

 

Si lo que quieres es apoyarlo a que desarrolle un sistema de aprendizaje en el cual vaya avanzando paulatina, pero constantemente, y sepa resolver problemas, nuestra recomendación es que te acerques a un Centro de Aprendizaje KUMON  con sus tres programas enseñan a los niños no solamente matemáticas, lectura o inglés, sino que pondrán en práctica un sistema para aprender a aprender en donde la autonomía y la disciplina son parte de su día a día.