fbpx
Salud, Salud Alternativa

Colecho: los niños necesitan dormir en la cama de sus padres por lo menos hasta los 3 años

  • La decisión por supuesto es familiar, la edad la determinan las necesidades y estilo de vida de cada familia, pero vale mucho la pena informarse de manera adecuada de todos los beneficios del colecho…

Colecho: los niños necesitan dormir en la cama de sus padres por lo menos hasta los 3 años, te decimos las razones.

El colecho o cama familiar es una práctica en la que bebés o niños pequeños duermen con uno o con los dos padres. Es una práctica normal en muchas partes del mundo. El colecho puede ser practicado en la misma cama, en camas continuas o, cama y cuna unidas o acomodadas en la misma habitación de los padres. En estudio de 2006 reveló que, entre niños de la India  de entre 3 y 10 años, el 93% dormían con sus padres. El colecho se practicó ampliamente hasta el siglo XIX en Europa hasta que las casas comenzaron a tener más de un dormitorio y los niños su propia cuna. En Japón se practica el colecho hasta que los niños tienen 7 años. En muchas partes del mundo el colecho se practica simplemente para mantener al niño caliente durante la noche. Recientemente se ha reintroducido el colecho en la cultura occidental por los partidarios de la crianza con apego , que incluyen el colecho entre las prácticas naturales para una crianza saludable y feliz de los niños.

Los expertos tienen opiniones sobre la edad recomendable para que los niños duerman en la misma cama que sus padres. Margot Sunderland, expuso en su libro ¨La ciencia de ser padres¨, que la edad de los niños máxima para dormir con papá y mamá era hasta los 5 años. Recientemente Nils Bergman, neonatólogo y director de la Maternidad del Hospital de Mowbray, en Sudáfrica, apoyó la recomendación anterior, sólo que él bajó la edad a 3 años como máximo. 

Nils afirma que los pequeños que duermen con sus padres sufren de menos traumas e inseguridades, además, aquellos bebés que duermen en el pecho de la madre descansan mejor que los que duermen en su cuna, siempre encontrarán los brazos más reconfortables.

Todos sabemos que cuando son pequeños, los niños muestran cierto conflicto al dormir solos, pues esto les genera miedo, mismo que podía repercutir cuando sean mayores. Por ello se recomienda que duerman con los padres hasta cierta edad, aunque lo cierto es que el desarrollo cerebral de los niños varía mucho y no en todos los casos aplica igual, hay quienes desde pequeños disfrutan más de su independencia y otros del apego hacia con los padres.
 
Estudio realizado por Bergman sobre el sueño de los niños
 
Bergman realizó un estudio con 16 niños para poder recomendar que los pequeños durmieran hasta los 3 años con sus papás. 
 
Pudo comprobarse que los bebés que duermen solos en una cuna tienen un nivel de estrés hasta tres veces superior que los bebés que duermen en el pecho de su madre. Además de tener interrupciones en sus ciclos del sueño, algo de vital importancia en el desarrollo general de los órganos del bebé. Así mismo, los que dormían con los padres lo hacía plácidamente sin interrupciones. Los bebés que duermen con sus padres aprenden a regular sus ciclos de sueño, además de su temperatura corporal, ritmo respiratorio y ritmo cardiaco.
 
 
¿Es normal que los bebés se estresen?
 
Sí, es normal, ellos también se estresan y sienten ansiedad como los adultos, a diferencia que nosotros podemos buscar soluciones para ello pero los bebés no y tampoco te pueden hacer saber cómo se sienten, pues aunque el llanto es la forma que tienen para expresarse, no es posible saber con precisión lo que les sucede.
 
Los niños que duermen al lado de su madre lloran con menos frecuencia y están menos tiempo despiertos. La madre, muchas veces, se da cuenta de las necesidades de su bebé y empieza a interpretar de manera mas asertiva sus señales de hambre, frío, aburrimiento, incomodidad, etc.. Si la familia es mayor ayuda a tener menores interrupciones en el sueño. La comodidad de no tener que levantarse de la cama, sobre todo en época de frío, hace que la madre y el bebé normalmente vuelvan a dormirse casi enseguida. De hecho, muchas veces la madre no sabe exactamente cuantas veces se ha despertado, porque en realidad ¡no se ha llegado a despertar del todo!
 
La decisión por supuesto es familiar, la edad la determinan las necesidades y estilo de vida de cada familia, pero vale mucho la pena informarse de manera adecuada de todos los beneficios del colecho, porque como atinadamente una de nuestras seguidoras nos compartió: “Colecho, mas cerca nuestros cuerpos, mas cerca nuestras almas”…
 
Otras notas que pueden interesarte:
 
 

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA