Clindamicina en la lactancia

Se usa para tratar ciertos tipos de infecciones bacterianas, incluyendo infecciones de los pulmones, la piel, la sangre, los órganos reproductivos de la mujer, así como los órganos internos. La clindamicina pertenece a Antibacteriano lincosamida. Se
administra oral, intramuscular o intravenosa en 3 a 4 dosis diarias.



Riesgo durante la lactancia

Se excreta en leche materna en cantidades no significativas, y no se han observado problemas en lactantes de madres que lo tomaban salvo gastroenterocolitis ocasional por alteración de la flora intestinal que cede a los pocos días de acabar el tratamiento.

Por lo tanto su riesgo es mínimo y es seguro en la etapa de lactancia.

Fuente: e-lactancia