Beneficios de no interrumpir la primera hora “sagrada” siguiente al nacimiento

         
Por: Redacción

Beneficios  de no interrumpir la primera hora siguiente al nacimiento, te contamos de 4. Cada bebé es antes, durante y después de nacer extremadamente sensible, más sensible que nunca lo será en su vida de adulto. Cambiar las conductas y los tratos que damos a cada madre y a cada recién nacido durante el nacimiento nos puede dar una nueva oportunidad como especie.

Hemos hablado muchas veces del tema porque no solo nos apasiona, sino porque representa esa hora mágica de salud primal en la que se establece el vínculo amoroso/hormonal del nacimiento entre mamá-bebé, donde sucede la impronta del nacimiento, es esa hora que representa tantos efectos y consecuencias a corto y largo plazo en la vida humana.

La ciencia ha demostrado que los recién nacidos que son puestos en el pecho de su madre al nacer, en contacto piel con piel, regulan mejor su ritmo respiratorio, la temperatura, sus niveles de glucosa en sangre y demuestran llorar mucho menos y estar expuestos a menos estrés. 

“Esa primera hora siguiente al nacimiento es tan significativa que se le ha denominado “la hora sagrada” explica el Dr. Raylene Phillips.

“¿Cómo serán esos primeros minutos de vida para el recién nacido? Si un bebé tiene la fortuna de permanecer en el vientre de su madre los 266 días que corresponden a las 40 semanas de embarazo desde la concepción, si ha tenido la oportunidad de desarrollarse a término, la placenta y el útero han sido los ambientes que le han dado protección, calor, nutrición y oxígeno, así como la cercanía absoluta con su madre, su voz y su corazón”.

El bebé no nacido tiene un habitat natural en el útero, así que cuando nace, el cuerpo externo de la madre y la lactancia toman las funciones del útero y de la placenta. Además de brindarle nutrición y calor, estar próximo a la madre le da protección y seguridad y familiaridad. Así que el nuevo habitat natural para el recién nacido es el pecho de su madre en contacto piel con piel.

Los beneficios del contacto piel con piel entre un bebé recién nacido y mamá son muchos, incluye mejorar la estabilidad psicológica y emocional para ambos, fortalece los comportamientos de vínculo y evita los trastornos que implica la separación mamá-bebé al nacimiento.

Por esto es esencial proteger a mamá y al bebé sin interrupciones ni molestias la primera hora siguiente al nacimiento. Lo que debería estar disponible es una manta caliente que apoye a ambos a bajar el nivel de adrenalina en sangre para evitar toda interferencia de esta hormona con la oxitocina y la prolactina, hormonas responsables de la producción de leche materna. Lo ideal es que el ambiente sea silencioso.

 

4 beneficios de preservar esa hora sagrada:

1. Permite al bebé iniciar la lactancia

A pesar de que es común de que los médicos y el personal de salud quieran ayudar a la madre y al bebé a iniciar la lactancia de inmediato al nacimiento, lo cierto es que el bebé tiene la capacidad e instinto de buscar y prenderse del pecho de mamá si se les da la oportunidad. Esto se conoce como “arrastre al pecho”. Lo ideal es que tanto mamá como bebé estén juntos piel a piel, esto favorece el intercambio hormonal, no poner ropa ni gorros al bebe que lejos de mantenerlo arropado estorban ese contacto vital.

2. Permite regular ciertos sistemas corporales

Dejar en contacto piel con piel a los recién nacidos con sus madres durante la primera hora siguiente al nacimiento le permite al recién nacido regular de mejor manera su temperatura y ritmo respiratorio y cardiaco.

3. Permite al bebé oxigenar mejor

Se refiere sobre todo al corte tardío del cordón, con el cual el cordón umbilical permanece intacto muestras que tiene pulso o late, lo que permite al bebé recibir oxígeno adicional y una buena cantidad de su reserva de sangre que aún es bombeada por la placenta. Esto cobra especial importancia si pensamos que los pulmones del bebé se están adaptando a respirar y que ese oxígeno que recibe por el cordón umbilical es muy importante.

4. Favorece el vínculo mamá-bebé

El contacto piel con piel permite el vínculo mam-a-bebé. mientras mas pronto y mas tiempo mejor. mamá y bebé necesitan conocerse, la primera hora siguiente al nacimiento es vital para establecer ese vínculo amoroso, ese enamoramiento y necesidad de uno por el otro. En en esa ventana de salud primal que los receptores de oxitocina funcionasen el cerebro y que provocan el comportamiento maternal, cuando el bebé ha nacido la madre puede responder a estos estímulos hormonales.

También te puede interesar leer:

La impronta del nacimiento

Los sentidos del bebé en un nacimiento respetado