Escuelas privadas proponen regreso voluntario a clases presenciales en México

En Marzo se cumple un año desde que entró la Fase 1 en vigor de la emergencia sanitaria ocasionada por el COVID-19. Primero, todos pensábamos que se trataría como hace 9 años con la influenza y cuidarnos por unas semanas tal vez un mes yapa después continuar con nuestras vidas, pero no fue así.

Y si los adultos han tenido que adaptarse y cambiar radicalmente su estilo de vida, lo niños han tenido que hacerlo con muchas mayores restricciones, dejaron de ir a la escuela, dejaron de ver a sus amigos y maestros, se han perdido de cientos y cientos de abrazos de sus abuelitos, dejaron de ir a la plaza por un helado o tan sólo a acompañar a papás a comprar las cosas del súper.



Hoy nos enteramos que la Asociación Nacional de Escuelas Particulares (ANEP) tenía un importante anuncio, los alumnos podrán regresar voluntariamente a clases presenciales a partir del 1 de marzo.

¿Qué significa?

Como las notas que han estado circulando en los medios han enfatizado el regreso a clases presenciales depende del criterio de los padres de familia, si ellos consideran que en la escuela tendrá las medidas de seguridad que los harán sentir cómodos para enviar a sus hijos al colegio lo podrán hacer.

Claro que hay que pensar en muchísimos factores, que tanto ha afectado a mis hijos el aislamiento en su salud emocional, si vivimos con abuelita o abuelito o bien algún hermano o papá es una persona de riesgo. Lo importante sería platicarlo en familia y tomar la decisión de acuerdo a la dinámica y necesidades particulares que se tengan.

¿Está avalado por el gobierno?

Si bien la instrucción ha sido que se regresará a clases presenciales hasta que se reporte semáforo verde, el presidente de la ANEP aclaro que se han tomado las medidas y recursos legales para evitar multas o sanciones argumentando el estado de derecho y el derecho de los niños a recibir educación así como el de los maestros a trabajar.

 

La propuesta está sobre la mesa, y sin lugar a dudas generará un polarizado debate, al final tenemos que ser conscientes que este virus ha llegado para quedarse y que después de él, otros llegarán. Por eso es importante que nos cuidemos siempre, que seamos responsables de lo que consumimos y fortalezcamos nuestro sistema inmunológico. Respecto a si debes mandar o no a tus pequeños a la escuela, esa respuesta sólo la puedes tomar tú.