Afrontar la depresión posparto (DPP) sí se puede

El nacimiento para cada humano representa diferentes sentimientos y emociones y un nuevo cúmulo de responsabilidades. Muchas veces la mayoría de las personas hablan que les representa emociones positivas y felicidad para la pareja, ya que llega un nuevo integrante a la familia, pero es cierto también que el nacimiento de un bebé para la mamá puede ser algo más que una experiencia maravillosa.

Muchas mujeres luego de tener a su bebé experimentan el llamado “baby blues” o tristeza postearlo, esta suele presentarse en la primera semana siguiente al nacimiento del bebé. La tristeza postearlo incluye cambios de humor y ataques de llanto que se desvanecen rápidamente. Esto puede durar un corto tiempo días o pocas semanas, pero también hay casos y sobre todo en las mamás primerizas que estos síntomas pueden ser más profundos y se pueden instalar mas tiempo si no se tiene apoyo e información, lo cual se puede convertir en una depresión posparto.



Signos y síntomas de la depresión posparto

En el caso de la tristeza postparto los síntomas duran sólo unos pocos días: cambios de humor, ansiedad, tristeza, irritabilidad, llanto, disminución de la concentración y dificultad para dormir.

Depresión postparto: normalmente incluye los síntomas ya mencionados, pero de forma más intensa y más duradera, llegando a interferir con la capacidad de la madre para cuidar de su bebé y de enfrentar otras tareas cotidianas, y pudiendo durar hasta varios meses. 

También puede venir acompañada de otros síntomas como: pérdida del apetito, insomnio, fatiga, pérdida de interés en el sexo, sentimientos de vergüenza, culpa o insuficiencia, rechazo del bebé.

 

Causas de la depresión postparto

Existen diferentes factores físicos, emocionales y de estilo de vida juegan un papel importante.

Cambios físicos: después del parto, una dramática caída de las hormonas (estrógeno y progesterona) puede contribuir a la depresión postparto.

Factores emocionales: cuando estás privada de sueño y abrumada, es posible que tengas problemas para manejar incluso los problemas más pequeños.

Influencias del estilo de vida: son muchos los factores de estilo de vida que pueden conducir a la depresión postparto, donde pueden estar hermanos, papá, familia y factores externos.

Cómo afrontar la depresión postparto:

La depresión posparto generalmente se puede superar con ayuda, por eso es importante acudir a un profesional de la salud ante cualquier indicio de depresión. No obstante, es posible hacer algunas cosas que contribuirán sin duda a acelerar la recuperación:

Toma decisiones de estilo de vida saludables. Incluye la actividad física, como un paseo con tu bebé, en la rutina diaria. Alimentos saludables y evita el alcohol.
Establece expectativas realistas. No te presiones a ti misma para hacerlo todo bien y  de inmediato. Haz lo que puedas y deja el resto. Pide ayuda cuando la necesites. Crear una red de ayuda es muy importante.
Toma un tiempo para ti misma. Si sientes que el mundo se hunde a tu alrededor, toma algún tiempo para ti misma.
Responde positivamente. Cuando nos enfrentamos a una situación negativa, debemos centrarnos en mantener los pensamientos positivos. Incluso si una situación no deseada no cambia, puedes cambiar la manera de pensar sobre ella y en consecuencia tu respuesta a la misma.
Evita la soledad. Habla con tu pareja, familiares y amigos sobre cómo te sietnes. Pregunta a tu médico acerca de grupos locales de apoyo para las nuevas mamás o mujeres que sufren depresión posparto.

Fuentes: Psicopedia

También puedes leer: Lo que no se habla: el lado oscuro de la maternidad,

http://www.mamanatural.tv/tristeza-ansiedad-y-depresion-postparto-que-es-y-que-hacer/ 

Las mamás también lloran (por miedo, cansancio, soledad…) y se vale

Las mamás también lloran (por miedo, cansancio, soledad…) y se vale