A los Papás: ¡GRACIAS!

         
Por: Claudia Lizaldi

A los Papás: ¡GRACIAS!… Al mío, a ese hombre que desde el principio de mis días decidió no sólo ser mi guía y mi más grande ejemplo de trabajo duro, pero que también tomó como compromiso ayudarme a creer en mi sin dejar de ser absolutamente honesto para señalarme mis faltas y puntos débiles, te amo Papá porque me has apoyado siempre, porque me has ayudado en cada momento a ser la mejor versión de mi misma, porque hoy que soy Madre conozco el poder de la entrega absoluta gracias a ustedes, he visto en ti el gozo de ser PADRE en toda la extensión de la palabra y mi mayor anhelo es poder ser así para mis hijos.



Y a todos a todos esos hombres HOMBRES que emocionan con su entrega, con sus ganas de estar todo lo posible y más con sus hijos, ojalá sepan lo sexy que nos resulta a las mujeres verlos balbucear delante de sus hijos, cambiar pañales, arrullar a nuestros críos con la delicadeza de un oso, ojalá sepan de las ganas que dan de agarrarlos a besos al verlos cuando sus ojos se llenan de amor, de ese amor absoluto y GRANDIOSO que los hace siempre querer ser una mejor persona, aunque a veces nos gane el cansancio, morimos de ganas de llenarlos de amor y es que es absolutamente arrebatador ver a un Papá entregado al juego, al gozo de ser Padre, ojalá lo sepan Papás, ojalá sepan que los reconocemos, que cuando hablamos entre nosotras los presumimos, que se nos llena la boca al hablar de ustedes, de esos HOMBRES que nos acompañan en la  maravillosa aventura de la maternidad profunda y verdaderamente.

A todos los Papás, a los que dedicaron su vida a su trabajo y no pudieron estar cuanto querían porque había que pagar gastos, a los que no sabían decir “Te amo hijo” aunque morían de ganas, a esos Padres que les ganaba el miedo de que algo o alguien nos rompiera el corazón y trataban de proteger a sus hijos diciéndoles que no a esto y lo otro, a cada Padre que ha pisado la tierra GRACIAS, si gracias porque no es nada fácil hacer este trabajo y como pudieron lo intentaron, estando o no, pues a veces creyeron que era mejor partir y seguramente con el corazón roto lo hicieron, a aquellos a quienes las adiciones los llevaron a lastimar a sus hijos, los perdonamos, rogando por esos niños para que sean la puerta del cambio y no una repetición del dolor que llevo a sus padres a ser como eran.

En estos días previos al día del Padre reconozcamos a cada hombre, llenemos de paz la palabra Papá, hagamos las paces con nuestra historia y llenemos a nuestros padres de agradecimiento, estamos aquí gracias a ellos y tenemos siempre la oportunidad de hacer una historia nueva con nuestra vida, hagamos eso con la certeza de que siempre podemos crear un nuevo destino para nuestros hijos desde ese espacio de agradecimiento.

Y a ti Esposo, que eres un Papá lleno de amor, de gozo y entrega por nuestros hijos gracias, GRACIAS porque haces mi tarea de Madre una bendición, un regalo, cada día aprendemos algo nuevo en este trabajo de Padres, cada día nos llenamos de plenitud por elección en este camino de hacer y ser familia y no encuentro palabras justas para agradecer al universo, a la fuente divina, a Dios por ser tu el Padre de mis hijos.

FELICIDADES A TODOS LOS PAPÁS y ustedes hombres que aún no conocen ese amor infinito, sólo puedo decirles ¡Prepárense! porque nada puede ser mas extraordinario y transformador que ser Papá PAPÁ.



Claudia Lizaldi Mijares
@ClaudiaLizaldi