5 cosas que la industria de la moda no quiere que sepas

En el mundo de la moda existen dos temporadas importantes: primavera/verano y otoño/invierno. En ambas, miles de personas de alrededor del mundo consumen dos veces al año la oferta que la industria produce. Puede variar según colores, texturas y formas; no obstante, la variante es la misma: el consumo inminente de la ropa.

Esta situación de consumo constante ha generado una demanda de cierto tipo de ropa: chic & cheap (elegante y barato). Por consiguiente encontramos numerosas empresas con esta filosofía, tales como Zara, H&M, Forever 21, las cuales buscan lograr un mayor consumo a través del desgaste prematuro de la ropa.

Dentro de esa noción, la industria de la moda tiene  al menos dos épocas donde las ventas son impactantes: la de las rebajas. A través de varias técnicas, las grandes casas de diseñadores se encargan de vender ideas asociadas al éxito, al gregarismo, a la felicidad. Te compartimos aquí 5 técnicas usadas comúnmente para manipular al consumidor:

– La industria de la moda hace que te sientas “fuera de moda” cada semana. Los grandes de la moda se encargan de producir 52 “microtemporadas” al año, introduciendo nuevos trends cada semana. El objetivo es lograr que los consumidores asiduos compren más prendas en un lapso corto de tiempo. Esto se ve reforzado a través de la venta de ropa “barata” en mayor cantidad (y menos calidad). 

– Las rebajas realmente no son rebajas; sino es la ropa de sobra que nunca entró a una tienda regular. Es decir que la ropa de los outlets realmente las producen las fábricas específicamente para esos fines: prendas baratas y de baja calidad, para venderse a precios reducidos.

– La ropa de algunas casas de diseñadores está infestada de químicos peligrosos para la salud. De acuerdo con el Center for Environmental Health, cadenas de moda venden prendas altamente contaminadas, aumentando el riesgo de infertilidad en mujeres y de enfermedades cardiovasculares en hombres. La mayoría de estos químicos son derivados de los pesticidas, insecticidas, retardantes de fuego, formaldehído, los cuales son causantes principales de cáncer.

– La mayoría de estas prendas está diseñada para desgastarse después de una lavada. Empresas como Zara, H&M, Forever 21, producen ropa fácilmente desechable que va directamente a vertederos, donde tarda décadas en descomponerse por sus fibras a base de petróleo.

– Los detalles de lentejuelas son indicaciones de abuso laboral infantil. Entre el 20 y 60 por ciento de las prendas con detalles cosidos está realizada por trabajadores informales y menores de 18 años. La mayoría de las ocasiones, estos niños sólo intentan ayudar a sus padres quienes trabajan en la fábrica bajo condiciones precarias. 

Redacción

Redacción

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email