El “cuerpo perfecto” no lo es todo: la evolución del cuerpo ideal en 100 años (FOTOS)

         
Por: Redacción

Cuando caminamos por la calle, nos bombardean imágenes de todo tipo de modelos, algunas guapas y otras no tanto, pero eso sí, todas delgadísimas. Y, sin quererlo, esas proporciones se van quedado en nuestra mente hasta convertirse en un ideal por aquello que nos hacen pensar que representan: reconocimiento y aceptación social, supuesta felicidad, posible dinero, entre otros. Y aunque este síndrome social ha tenido efecto desde hace milenios, se ha reforzado principalmente desde principios del siglo pasado.



Con el paso del tiempo, estos modelos e ideales han ido cambiando. La página web de recuperación de adicciones y desórdenes alimenticios, rehabs.com, y la agencia de publicidad, Fractl, colaboraron en un proyecto buscando los orígenes del Índice de Masa Muscular (BMI, por sus siglas en inglés) y la constante comparación entro los cuerpos de la mujer ideal y aquellos de la mujer promedio. Y a pesar de que el BMI no distingue entre grasa y músculo, los resultados muestran que las modelos y las estrellas de cine han adelgazado más, a un nivel sin precedentes, que las estadounidenses promedio; mientras que, no sólo el BMI de las últimas ha incrementado en la última mitad del siglo, de 24.9, en 1960, a 26.5, en la actualidad, sino también su peso: de 8%, en 1975, a 23%, en nuestros días.

Además, The Huffington Post se encargó recopilar los estándares de la belleza y del cuerpo ideal del siglo pasado. Aquí se los traducimos:

1. La “niña Gibson” (de 1900 a 1910)

The Gibson Girl

Fue una creación del ilustrador Charles Dana Gibson, la cual consistía en un tipo de mujer que personificó, a principios del siglo pasado, el ideal de belleza femenina. Gibson describió la figura, la cual era alta con pechos y caderas prominentes pero de angosta cintura, como un compuesto de jóvenes a quienes él llegó a observar.

En 1910, Gibson le comentó a un reportero del Sunday Times Magazine: “Te diré cómo conseguí lo que ustedes llaman la “niña Gibson”. La vi en las calles, la vi en los teatros, la vi en las iglesias. La vi en todos lados y haciendo todo. La vi deambulando en Fifth Avenue y en el trabajo detrás de los mostradores en las tiendas.”

 



2. Flappers (década de los 20) 

Flappers

Conocidas como “jóvenes a la moda” (traducción de flappers), eran famosas tanto por sus cabellos como vestidos cortos, además de un comportamiento “escandaloso”, tales como fumar en público o manejar coches. Las flappers rara vez utilizaban corsets, minimizando el tamaño de su busto y de su cadera, y usualmente enseñaban sus rodillas o tobillos.

En 1920, un profesor llamado R. Murray-Leslie describió a las flappers como “el tipo de mariposas sociales… las frívolas, con poca ropa, jóvenes jazzistas, irresponsables e indisciplinadas, para quienes un baile, un nuevo sombrero o un hombre con automóvil eran más importantes que el destino de las naciones.” 



 

3. Mae West (década de los 30)

Mae West

La estrella hollywoodense, Mae West, pudo no haber sido diferente que las flappers. Ella enfatizaba su cadera y cintura, alardeando su figura a través de vestidos muy entallados.



West una vez dijo presuntuosamente: “Cultiva tus curvas — pueden ser peligrosas pero jamás serán evitadas.”

 

4. Rita Hayworth (década de los 40)

Rita Hayworth

Durante la II Guerra Mundial, los ideales de las inalcanzables curvas de Mae West y las actitudes despreocupadas de las flappers desaparecieron. Las estrellas, como Rita Hayworth, tenían la piel perfecta y saludable, además de cuerpos esbeltos: se trataba de una belleza no muy lejos de las mujeres promedio.

 

5. Marylin Monroe (década de los 50)

Marylin Monroe

Los sex symbols de los 50 incluían a Marylin Monroe, Jayne Mansfield y Betty Page, quienes eran conocidas por sus largas piernas y siluetas de reloj de arenas, con prominentes pechos. Las chicas pin-up, como Sophia Loren y Brigitte Bardot, exudaban glamour

“El cuerpo está hecho para que sea visto, no para cubrirlo todo”, una vez afirmó Monroe.

 

6. Twiggy Lawson (década de los 60)

Twiggy Lawson

En conjunto con la revolución sexual, los 60 trajeron un nuevo estándar de belleza (esbelto y con piernas largas). La modelo de alta costura, Twiggy Lawson, se hizo famosa por su pequeña silueta y su andrógina apariencia (con una tendencia al ideal de las flappers).

Twiggy argumentaba en contra del ideal de la delgadez, mientras reconocía su propio rol que lo perpetuaba. “Yo era una modelo muy, muy delgada en los 60, pero de naturaleza… Así era como yo me veía”. En 2010, ella contó a The Huffington Post: “Yo comía. Yo siempre dije que comía, y miraba a mi papá, quien era muy delgado, entonces pensaba que era genético… Si tú tienes 17 años y mides 1.55 metros, las probabilidades señalan de que serás delgada.”

 

7. Farah Fawcett (década de los 70)

Farah Fawcett

En los 70, el ideal de belleza era: bronceado, con el cabello volando, y un cuerpo esbelto y tonificado (una apariencia atlética, con lo mínimo de maquillaje). La actriz Fara Fawcett era considerada como una de las mujeres más bellas de la década.

Los 70 también vieron el crecimiento de la anorexia nervosa, ya que muchas mujeres anhelaban ser delgadas.

 

8. Jane Fonda (década de los 80)

Jane Fonda

Conforme el cuerpo atlético se hizo más popular, las “hardbodies”, aquellas mujeres increíblemente tonificadas y delgadas, eran consideradas el verdadero atractivo. Si ser delgada era el ideal, ser delgada y fuerte era aún mejor. De acuerdo con rehabs.com, en los 80, el 60% de las modelos de Playboy pesaba 15% menos que una mujer saludable promedio de su talla.

La actriz Jane Fonda era el ícono de la manía del fitness, además de ser el epítome del hardbody; de hecho, se vendieron millones de copias de sus videos de ejercicios aeróbicos.

También en los 80 hubo una introducción de supermodelos como Naomi Campbell y Claudia Schiffer, cuyos cuerpos altos y delgados se alejaban del estilo de una mujer estadounidense promedio.

 

9. Kate Moss (década de los 90)

Kate Moss

En los 90, las modelos se hicieron drásticamente delgadas. Con la apariencia de niña abandonada, en 1993, Kate Moss acuñó el término de “heroin chic”  (piel pálida, estructura ósea angular y extremidades demasiado delgadas) durante su campaña de Calvin Klein, convirtiéndose así en la nueva moda.

Incluso, Moss llegó a sostener que: “Nada sabe tan bien como sentirse delgada”.

 

10. Adriana Lima (década del 2000)

Adriana Lima

La década del 2000 nos trajo el reino de los Ángeles de Victoria’s Secret: modelos altas, delgadas, con piernas torneadas y grandes pechos, dejando volar su cabello y sus cuerpos esbeltos. Desde 2000, la modelo brasileña, Adriana Lima, ha sido una de los Ángeles de Victoria’s Secret