Para practicar su lectura en voz alta, niños leen a gatos abandonados en un albergue (FOTOS)

Estudios científicos han comprobado que las mascotas pueden influir positivamente en las emociones y en la confianza en uno mismo. Y Animal Rescue League of Berky County Inc., un albergue en Filadelfia, EE.UU., quiere demostrar que es verdad con un programa llamado The Book Buddies, en donde niños de seis a 13 años practican su lectura con gatos del mismo refugio.

El programa empezó oficialmente en el 2013, con el hijo de la coordinadora, Kristi Rodriguez: él solía tener problemas para leer en voz alta, por lo que su madre lo llevó al albergue para leerle a los gatos. A él le gustó bastante y pidió regresar.  En consecuencia, el programa ha crecido como parte de un apoyo escolar y emocional para todo tipo de niños.

De acuerdo con los estudios de la Universidad de Tufts, las mascotas pueden considerarse como fuente de apoyo; ya que, la interacción humano-animal puede hacer que el proceso de aprendizaje sea más cómodo y placentero para los niños. Además que los participantes, al considerar a los animales como una presencia evaluativa, pueden actuar sin miedo a juicios. De hecho, se ha encontrado que el constante contacto entre animales y niños autistas genera un incremento en el uso del lenguaje y de sus relaciones sociales de los últimos.