¿Sabías que la ropa nueva que compras a tus hijos puede portar sustancias tóxicas y dañinas?

Campaña de Greenpeace: Detox

A diario vivimos el impacto de la industria de la moda. Podemos resentir su influencia en nuestros guardarropas, en el espejo, en las fotografías, en la calle, en los países y hasta en los ríos. Por ello, Greenpeace se dedicó a hacer investigaciones respecto a la contaminación que la industria de la moda generaba en la naturaleza: tanto a las personas como a los ríos. Con el fin de contrarrestar los efectos, soltó una campaña llamada Detox, y así hacer llamado de atención a eminencias de la moda, tales como Zara, H&M, Valentino, entre otros.



De acuerdo con estas investigaciones, durante el proceso de coloración textil, la ropa adquiere ciertos químicos que no son sólo peligrosos para los usuarios, sino también contaminan los ríos en donde se desembocan los desperdicios de la fábrica textil. Greenpeace analizó la ropa de doce empresas más importantes en el mundo de la ropa (entre ellas, American Apparel, Burberry, GAP, Puma, C&A, Nike), y los resultados revelaron que: todas contenían químicos tóxicos, como perfluorato, ftalatos, nonifenol, etoxilato de nonifenol y cadmio.

Por un lado, esas sustancias químicas se mantienen en la ropa, provocando ciertos efectos en los sistemas inmunológico, hormonal y reproductor. Detox pone en relieve que los más vulnerables son los niños, debido a la ausencia de reforzamiento en dichos sistemas. Por el otro lado, no sólo las fábricas tiran los desechos tóxicos de sus productos al río, sino también los usuarios de la ropa al lavarlas, contaminando el suministro de agua.  El siguiente video nos permite ver de manera explícita el objetivo de Detox: ejercer presión social a los titanes de la ropa para sustituir estos químicos que dañan al planeta en su totalidad; y de hecho, ya lograron que empresas como Zara y H&M firmen su convenio.

¿Qué se puede hacer?

“Mientras más actuemos, más rápido ocurre el cambio”, es la frase con la cual Greenpeace pide promover Detox. Aquí te compartimos algunas opciones para apoyar al movimiento que su página web propone:

  1. Compartir la información en diferentes redes sociales. Incluso se propone tomarse fotografías con ropa sin marca, postearla en Instagram con hashtags como #detox.
  2. Comprar ropa de segunda mano, o “ropa verde” (aquella que se fabrica con material reciclado o con pinturas naturales)
  3. Enfocarte en la calidad: desde las costuras hasta los botones; en cuanto a los zapatos, verifica qué tan bien pegada está la suela.
  4. Arregla tu propia ropa en vez de cambiarla.
  5. Rediseña la ropa con tan sólo cambiar los botones, convertir vestidos en faldas, pantalones en shorts, etcétera.

Recuerda que el planeta es de todos, por lo que necesitamos un apoyo global para mantenerlo de la manera que deseamos.