3 maneras caseras de prevenir plagas sin recurrir a pesticidas

hormCuando llegamos a casa después de un fatigoso día, algunas ocasiones deseamos sólo prepararnos algo de comer e irnos directo a descansar. Desgraciadamente, al acercarnos a la cocina, encontramos una hilera de hormigas trabajando a toda capacidad en la mesa o en el fregadero.  La reacción más común es utilizar cualquier pesticida que se encuentre en nuestra disposición de resolver el problema rápido.

A pesar de que los pesticidas han tenido un papel significativo en la disminución de enfermedades y en el incremento de la producción alimentaria, la exposición continua a los químicos de este producto puede tener consecuencias negativas tanto para los adultos como para los niños. 



Los pesticidas se han relacionado con un amplio rango de problemas de la salud; esto es debido a que son productos veneno que se introducen en nuestro organismo por medio del olfato. Razón por la cual, algunos de los padecimientos que pueden provocar son el asma, trastornos de conducta, diabetes, problemas en los riñones e hígado, dolores de cabeza, náuseas, salpullidos, irritación ocular y respiratoria, cáncer o defectos de nacimiento.

En Mamá Natural creemos que la prevención del problema es mucho más simple y barata que la misma contención de la crisis; por ello, te compartimos algunos consejos para evitar el uso del pesticida

  1. Mantener la casa limpia: Además de evitar dejar los alimentos en zonas que puedan acelerar su proceso de descomposición, también limpiar inmediatamente los utensilios domésticos que tengan restos de comida. Remover los desperdicios a fuera del hogar, incluyendo las pilas del periódico o los contendores desechables de algunos alimentos.
  2.   Darle mantenimiento continuo a la casa: Arreglar la tubería rota o resanar las grietas en la pared o el techo, pueden ayudar a evitar la entrada libre a ciertos insectos y animales. En YouTube hay algunos videos en donde puedes aprender cómo resanar una pared.
  3. Aprovechar de la cadena alimenticia: No destruyas las telarañas, ya que las se alimentan de las pulgas, ácaros, pequeños insectos y sus huevos. Algunos animales como las aves, las catarinas y los murciélagos se alimentan de ese tipo de seres que pueden causar pestes.