Programar: conocimiento y herramienta indispensables para los niños de ahora

Scratch, programa para aprender a codificar caracteres.
Scratch, programa para aprender a codificar caracteres.

Estamos en una era donde nuestro modo de vivir se mezcló homogéneamente con el uso de la tecnología. La mayoría de nosotros utilizamos a diario todo tipo aparatos electrónicos: la lámpara, la televisión, el microondas, el refrigerador, el automóvil, la radio, la computadora, el teléfono móvil, y sólo por los más comunes. Y de no ser por aquellos estudiosos que se apasionan por comprender tanto el funcionamiento como el resultado de todos estos aparatos, tendríamos que inevitablemente modificar nuestro estilo de vida.

La codificación de caracteres tecnológicos es un método que convierte palabras y funciones en un sistema  de representación electrónica, basado en números y en secuencias de retroalimentación informativa. Es decir que, para que un aparato electrónico funcione adecuadamente, se tiene que traducir a otro idioma la entrada y salida de información.  



Incluso científicos y educadores proponen la introducción de un aprendizaje, desde el jardín de niños,  enfocado en la codificación de caracteres tecnológicos, generando así un gran impulso en la educación mundial. Sin embargo, hay personas que juzgan esta propuesta como un concepto arbitrario y hasta inquisitivo.

Desde entonces, la controversia entre fomentar o no este tipo de educación ha provocado dudas en muchos padres preocupados en el aprendizaje de sus hijos. ¿Realmente es necesario enseñarles a los niños cómo codificar?

Por un lado, muchos padres argumentan que no todos los niños trabajarán profesionalmente con las computadoras, y por consiguiente sería mejor reforzar el conocimiento en las áreas de escritura, de lectura y de aritmética. Pues además, de acuerdo con esa lógica parental, al obligarlos a aprender algo que “no les funcionará en un futuro”, sería hacerlos sufrir en vano; cuando en realidad ya tienen suficiente con las materias que consideran difíciles. Finalmente, otro punto en contra: internet es muy peligroso, por lo que puede convertir a los niños en puntos vulnerables con respecto a ciertos temas delicados.

Por el otro lado, Melissa Hincha-Ownby, bloguera de MNN, explica que hay muchos beneficios cuando aprendemos a codificar caracteres: primero, las personas que saben cómo escribir en código, incluyendo los creadores de páginas web, están adentrándose a una industria en pleno desarrollo potencial; segundo, algunos educadores han comentado que la enseñanza de codificar ayuda en la adquisición de todo tipo de lenguaje; este tipo de ejercicio ayuda en casos de niños autistas a mantener enfocada la concentración en un objeto, y de ese modo asegurar que puedan llegar a vivir como adultos independientes. 

El director del grupo LifeLong Kindergarten en el Media Lab del MIT, Mitch Resnick, resalta en el siguiente video los beneficios de enseñarle a los niños cómo codificar, ya que de ese modo podrán interactuar con una nueva tecnología, en vez de sólo reaccionar a ella:

Codificar es valorado en el aprendizaje de la lógica y de cómo plantear los procesos. Una persona que recibe un problema de negocios y trabaja en su solución es alguien que puede ser eficaz. Programar es una manera de trabajar a través de la lógica, y de entender cómo resolver un problema al dividirlo en pedazos y desarrollar procesos en función a la solución. Y el hecho que los niños utilicen el internet, no quiere decir que lo dominen; así que cuando les enseñamos a codificar, les enseñamos a dominarlo.

 

Así que, si te convencieron estos argumentos para enseñarles a tus hijos cómo codificar caracteres, puedes utilizar los programas que el mismo Mitch Resnick recomienda. No obstante, recuerda que es importante ceder cierta libertad a tus hijos cuando escojan un pasatiempo predilecto. O, ¿ustedes qué piensan?