¿Mientras más mayores sean los padres menos atractivos serán sus hijos?

zuga-vos-sabes

Desde hace algunos años, estudios científicos demostraron que la edad de procreación es influyente en la salud del bebé. De acuerdo con un estudio realizado en la Universidad de Viena, los niños que nacen de padres mayores tienden a desarrollar trastornos del desarrollo, como el autismo. Esto se debe a que con la edad, las células encargadas de generar el esperma no copian efectivamente el ADN del padre, provocando desórdenes genéticos.

En ninguna de las investigaciones anteriores se enfocaba en la relación que puede existir entre los efectos de la edad de los padres y la apariencia física del bebé. Es verdad que la belleza es un tema polémico: mientras que distinguidos y antiguos pensadores concluyeron que la belleza es subjetiva (es decir, “cada quién con sus gustos”), un estudio afirmó recientemente que mientras más edad tengan los padres, menos atractivos serán sus hijos.

El experimento se llevó a cabo a través de la observación de seis mujeres y seis hombres, quienes detallaron sus propios estándares de atracción y belleza. El resultado: aquellos individuos que nacieron de padres mayores fueron considerados menos atractivos físicamente.

Martin Fielder, antropólogo de la Universidad de Viena, explica que:

Cada 16 años, la tasa de mutaciones genéticas aumenta el doble. Otras investigaciones encontraron que son realmente 25 mutaciones por esperma en un individuo de 20 años; pero en un hombre de 40 años, son 65 mutaciones. Y para sus 56 años, vuelve a incrementar. […] Por el otro lado, las mujeres sólo transmiten a su bebé el máximo de 15 mutaciones, sin importar la edad.

Por el otro lado, estos mismos niños cuentan con un cromosoma específico que se relaciona con la longevidad. Con todo, los investigadores tratan de explicar los riesgos de salud física y mental que puede implicar la procreación de un bebé cuando el cuerpo ya no cuenta con los recursos en su mayor capacidad.