Bye, bye malos olores en el refri

Todos recurrimos al refrigerador cuando tenemos hambre, es como nuestra mina de comida dentro de nuestra propia casa, pero ¿qué pasa cuando, al abrir la puerta, percibimos malos olores? Esos horribles olores son resultado de microorganismos por lo que también necesitamos darle su limpiadita de vez en cuando al refri, si es posible una vez al mes. Instituto Cloralex hoy nos explica cómo limpiar nuestro refrigerador.

Antes de comenzar, es súper importante desconectar nuestro refri de la corriente eléctrica, no queremos que suceda un accidente.



Y ahora sí, a sacar toda nuestra comida del refrigerador. Antes de comenzar, ponte tus guantes para proteger tus manos, luego retira los cajones y tállalos en el fregadero con una esponja y una solución de 2 cucharadas de Cloralex Determax y ½ litro de agua. Enjuágalos muy bien y deja que se sequen.

Continúa con las paredes interiores de tu refrigerador: puedes utilizar también una esponja o fibra y agrégale 2 gotitas de Cloralex Determax. Talla las paredes y enjuágalas con un trapo húmedo para finalmente secar con un trapito seco o servilleta. Al terminar vuelve a colocar los cajones, tira la comida que ya no sirve y asegúrate que todos los recipientes estén limpios y cierren bien.

Al lavar tu refrigerador verás que el mal olor se irá, pero aún así te recomiendo tapar y envolver bien todos los alimentos para evitar transferencias de olores. Si deseas saber más del tema da clic aquí: http://bit.ly/211dFJd