Brasil comienza esta medida de prevención contra la violencia y el maltrato

Científica y humanitariamente se ha demostrado que el arte hace mejores a las personas. Por ejemplo, en un estudio publicado en Education Next y Educational Researcher se encontró que los alumnos expuestos a las instituciones culturales –como museos y centros de artes escénicas– no sólo tienen niveles altos de compromiso con las artes, también más tolerancia, empatía, mejor memoria educativa y un mayor pensamiento crítico.

Por tanto, ¿por qué es tan importante la introducción del arte en la vida de nuestros hijos?



El arte se trata de una increíble manera en que el espíritu se libera a través del pincel, la escritura, las notas musicales, un vestuario de danza o de teatro. No importa cuál arte se escoja, se trata de una manera de desarrollar numerosos recursos cognitivos, emocionales y sociales. Por ello es importante que nuestros hijos se mezclen desde la infancia con este tipo de actividades, pues los resultados a futuro rendirán frutos de felicidad, respeto y empatía.

Y quizá por esta razón Brasil ha decidido establecer la danza, artes visuales, música y el teatro como asignaturas obligatorias para la educación básica.  De acuerdo con la Comisión de Constitución y Justicia y Ciudadanía de la Cámara de Diputados, el fomento de la enseñanza de estas lenguas artísticas proporciona tanto el desarrollo personal del individuo como la preservación de la cultura nacional.

Este evento es, indudablemente, uno de los más importantes para la educación infantil, pues pretende fomentar y potenciar el arte como medida de prevención de la violencia y maltratos. ¿Qué nos falta entonces para seguir este bello ejemplo de humanidad?