Carrie Underwood platica acerca de cómo recuperar la figura tras parto

Carrie Underwood, cantante, compositora y actriz estadounidense, es actualmente una madre trabajadora. Para ella era indispensable que, después de dar a luz, se encontrara feliz, saludable y en forma. Por lo que, para dar lo mejor de sí, recurrió a los siguientes secretos:

Tomaré cualquier tipo de ejercicio que pueda y cuando pueda. Para mí, la clave principal es estar feliz y saludable. Sin embargo es un poco complicado encontrar tiempo libre durante estos días. Tengo una agenda que incluye promover mi nuevo album Storyteller, ser la anfitriona del Country Music Awards en noviembre 4, y diseñar una nueva línea para ropa deportiva, además de ser madre de mi hijo de 10 años.



Después de tener a su hijo, Isaiah, su objetivo era tener de nuevo el control de su cuerpo: “Gané 13 kilos, el peso ideal recomendado, pues me ejercité durante el embarazo. Y después de tener la cesárea, tuve que esperar seis semanas antes de regresar a la actividad física. A los diez días, ya podía caminar lentamente por el vecindario. ¡Y se sintió tan bien estar tan activa!”. En cuanto el doctor le dio luz verde para ejercitarse, se contactó directamente con su entrenador para regresar a hacer boxeo, caminatas y otras cosas: “Me gusta realmente mezclar rutinas para mantenerme motivada. Pero mi ejercicio favorito es Tabata, el cual hago en casa durante media hora. Es difícil pero realmente funciona. Escojo siete ejercicios diferentes, como sentadillas, lagartijas, abdominales de ocho series cada una durante 20 segundos con ocho repeticiones. Ayuda muchísimo al metabolismo. Y cuando termino, estoy motivada para cualquier cosa.”

Una recomendación para ella es tener ropa cómoda que permita sentirse segura de sí misma, pues con ella se puede hacer ejercicio y salir a la calle. Se refiere a un estilo de ropa que se puede usar en cualquier momento.

En cuanto a la comida, ella es vegana. Y aunque adora comer pan, recientemente empezó a hacer cenas sin pan. En su lugar, desayuna un plato de avena, almuerza un emparedado de pan Ezekiel, y por la cena come proteínas y verduras sin pan: “Cuando despierto, mi estómago está plano.”

Finalmente Underwood también recomienda tener diez minutos de silencio cada día. En la mañana, por ejemplo, ella disfruta de su café y planea el día. Y a veces, durante la noche, bebe una copa de vino y se relaja: “A veces, el cuerpo simplemente necesita un descanso.”

¿Y tú qué piensas de estos secretos para mantenerse en forma después de un parto?