El Wall Street Journal publicó un infográfico que contiene información útil sobre tomar siestas.

Una siesta puede cambiar la actividad cerebral de diferente manera dependiendo del tiempo que dure.



De acuerdo al infográfico, aquellos con ciertos padecimientos del sueño como insomnio o apnea no deberían dormir la siesta.

Para evitar dormir de más o entrar en sueño profundo los especialistas recomiendan hacer siesta sin acostarse completamente en horizontal.