Aprendiendo de manera segura… ¡a comer!

La hora de comer debemos de darle gran importancia para nuestros pequeños, sobre todo los que están en la etapa inicial de comer cosas sólida y que están conociendo por primera vez muchos de los alimentos.

Hay que contemplar que para nuestros pequeños el usar por primera vez un cubierto, plato o vaso, es una experiencia nueva, por lo tanto es esencial la introducción no nomás de la comida, sino de los utensilios con los que se apoyan para comer, como es el tenedor, la cuchara, el vaso y plato.



Primeramente hay que contemplar una vajilla colorida, sobre todo con color llamativo para que sea de la atención de su pequeño, por otro lado, contemplar que sean productos seguros, esto es que no sean de vidrio porque seguramente lo primero que querrán probar y experimentar es tirarlo al piso con todas sus fuerzas para ver que pasa, para evitar eso, comprar productos de plástico, fijándose que sean libres de BPA (Bisfenol A) , libres de PVC (Policloruro de vinilo) y hecho por materiales certificados por la FDA (Food and Drug Administration) y que en la parte de atrás NO contenga el número 7 dentro de un triángulo. De esa manera, es un producto libre de químicos y sano para tus hijos.

Una opción saludable y segura de que tu pequeños tomen agua o jugos naturales, es con un vaso entrenador de plástico libre de BPA como los de MY TOT. Puede jugar libremente con el vasito entrenador, siendo libre de químicos y sin el riesgo de romperse fácilmente. Aprender a utilizar el vaso facilita al pequeño la coordinación mano-boca y le obliga a controlar la fuerza y a mantener el pulso para agarrar bien el vaso y evitar que se le caiga al suelo.

Cuando tengan la edad para utilizar los cubiertos, es necesario enseñarles a cómo sujetarlos. El aprendizaje puede ser divertido motivándolo con juegos y reforzándolo con cubiertos de colores como los de MY TOT.

Recordemos que la hora de la comida no sólo sea un acto de ingerir alimentos, sino sea un momento de convivencia y comunicación familiar. Hacer del momento una experiencia agradable para nuestros hijos.

Hagamos la comida de nuestros hijos divertida y que la presentación de los alimentos no sólo le entre por la boca sino por los ojos, jugando con los colores, texturas y formas de los alimentos y de una vajilla divertida como la de MY TOT.