TOP: 7 remedios sencillos y caseros para una piel suave y tersa del rostro

Sabemos que para una piel sana y resplandeciente se requieren ciertos cuidados básicos. Como por ejemplo, no dormir con maquillaje, usar protector solar con cuidados básicos, lavarse el rostro tanto en la mañana como en la noche, etcétera. Sin embargo existen detalles que pueden estar saboteando el cuidado y belleza de tu piel; por ello te compartimos los siguientes consejos para transformarla y mejorarla:

Lava la funda de la almohada una vez a la semana, pues éstas acumulan bacterias, polvo y sudor que entran en los poros de tu rostro. Protege tu piel manteniendo la almohada limpia y, de preferencia, con fundas de seda para evitar que se marquen las líneas de la cara y se conviertan después den arrugas.



Limpia el teléfono móvil, pues la combinación del maquillaje, contaminación y la suciedad de la pantalla harán que los poros se tapen. Limpia la pantalla del celular al menos dos veces al día para evitar que salgan granos y puntos negros.

Revisa el maquillaje y productos de belleza. Revisa la fecha de caducidad, pues si ya pasó la fecha es mejor tirarlo e ir por uno nuevo. Los químicos ya no reaccionan igual, por lo que pueden producir irritaciones y otros problemas cutáneos.

Cuida el agua, pues tiene grandes cantidades de cloro y minerales. Estos elementos irritan y sensibilizan la piel y el pelo. Lo mejor es poner un filtro evitando lavarte el pelo diario, mientras que en las noches usa agua mineral para limpiar tu piel. Si no tienes filtro, rocía un poco de agua terminal en tu rostro para protegerlo.

Protege tu piel del cabello. Si tienes granos en la espalda o en el cuello puede ser por el acondicionador o el producto para peinar. Si es así, ten cuidado cuando los apliques, en especial si tuvieron contacto con la piel del rostro, el escote o la espalda. Asegúrate de limpiar los residuos.

No toques constantemente tu rostro. Suena obsesivo pero… las manos contienen un mundo de bacterias, suciedad y microorganismos que pueden afectar tu piel. Lávate las manos y usa antibacterial antes de tocar tu rostro.

Cambia la pasta de dientes. Los granitos que hay alrededor de la boca pueden ser causados por la pasta de dientes. Cambia de producto y nota la diferencia.