¿Por qué un niño se vestiría de la princesa Elsa de Frozen? Descubre lo que este padre cree al respecto

Permitir la libre expresión de gustos y pensamientos es una de las herramientas más efectivas para desarrollar seguridad y autoestima en los niños. Se trata de un momento en que la experiencia de los adultos se vuelve realmente en una guía en el crecimiento de los niños; mientras que el crecimiento de los niños se vuelve, a su vez, un área de oportunidad para los adultos.

Un ejemplo de esta situación es el de Caiden, un niño de tres años de edad, quien le pidió a su padre un disfraz de una princesa para Halloween. De acuerdo con el diario inglés The Telegraph, el padre, en vez de humillarlo o desinhibir el deseo de su hijo, hizo lo mejor que pudo para volverlo realidad:



Paul Henson, el padre, apoyó a su hijo para vestirlo como la princesa Elsa de la película Frozen. Además, publicó una imagen de su hijo vestido con su outfit de Halloween, junto con un comentario empoderante acerca de los estereotipos de género tradicionales: “Eviten su mierd** masculina y los disfraces de niñas putas, Halloween es sobre permitir que nuestros hijos pretendan ser sus personajes favoritos. Sólo esto sucede, y esta semana él es una princesa. Es importante que los niños sepan que sus padres los apoyarán sin importar qué. ¿Por qué humillarlo si quiere ser una princesa? Cuando las niñas pequeñas quieren ser superhéroes, es lindo. ¿Por qué no es lo mismo para un niño pequeño que quiere ser una princesa?”