Descubre cómo las 5 emociones de Intensamente trabajan juntas para formar nuevas emociones (INFOGRÁFICO)

Inside Out (Instensamente, en español latino) es considerada como una de las mejores películas de la temporada. Con una manera peculiar de explicar la complejidad del mundo de las emociones, la memoria y las conductas, este largometraje facilitó el trabajo de muchos terapeutas, pedagogos y padres de familia en relación con las sensaciones y las emociones de sus pequeños.

¿Por qué es importante tener consciencia de lo que estamos sintiendo?

Las sensaciones son estas experiencias corporales que inmediatamente nos indican si estamos sintiendo calor o frío, excitación o miedo, hambre o sueño. Por lo que, al no estar conscientes de su experiencia, pueden desencadenar ciertas reacciones desproporcionadas a la sensación base; como por ejemplo, gritarle a una persona (o hijos) por tener hambre o sueño.

De modo que las sensaciones afectan, en cierta medida a nuestras emociones, las reacciones psicofisiológicas de estímulos que alteran nuestra atención –y por tanto de ciertas conductas–, organizando rápidamente las respuestas básicas de las expresiones faciales, los músculos, la voz, el sistema endocrino, la actividad del Sistema Nervioso Central, etcétera. De hecho, las emociones son las encargadas de hacernos sonreír cuando nuestro hijo se queda dormido a mitad de una actividad a mitad de la tarde. Gracias a la existencia de diversos estados emocionales, causados por la prolongación de la liberación de neurotransmisores y hormonas a lo largo del cuerpo, las emociones se convierten en sentimientos a través del lenguaje; es decir, una vez que somos capaces de verbalizar las emociones, se convierten en sentimientos ya que cuentan con una mayor duración en la experiencia de una persona. Una vez capaces de pensar los sentimientos –a través del lenguaje–, entonces se establece una posición en relación con nuestro entorno, impulsándonos hacia ciertas conductas, personas, objetos, acciones, ideas. Es en este momento en que nuestro pensamiento califica el sentimiento, la emoción y la sensación de positivos o negativos, aprobatorios o reprochables… Y entonces tomamos la decisión de comportarnos en función de aquello que estamos pensando. Por ejemplo, cuando nos encontramos en una relación de pareja y esperamos que la otra persona responda de una manera acorde con nuestros ideales; sin embargo, al no hacerlo, sentimos tensión muscular (sensación), ira (emoción), decepción porque no es el hombre o la mujer de tu vida porque no sabe cómo actuar como uno merece (sentimiento), quizá lo mejor sea terminar y dejar de lado todo (pensamiento), responder que no pasa nada ante la pregunta que si todo está bien (conducta).

Sin embargo, si empezamos a cuestionarnos acerca de lo que sentimos corporalmente, qué emoción tenemos y qué tan verídico o real es nuestro pensamiento en la vida –por ejemplo, en la relación–, quizá seamos capaces de cambiar nuestra conducta para nuestro bienestar y salud.

Por ello, te compartimos esta ingeniosa lista donde están increíblemente explicadas numerosas emociones a través de los personajes de la película de Inside Out:    

3101

Redacción

Redacción

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email