Las matemáticas del hogar: Consejos para un baño matemáticamente perfecto

Lograr un baño matemáticamente perfecto depende de la correcta ubicación de las tres zonas clave: la regadera, el lavabo y el sanitario, mantener los elementos de éstas áreas con una buena distribución ayudará a resaltar una atmósfera de elegancia y una sensación de amplitud en este ambiente” señaló

El primer paso para lograrlo comienza por la revisión de espacios entre gabinetes y puertas, buscando que la distancia entre ambos elementos permita abrir y cerrar cajones de manera sencilla, que los accesorios para la ducha estén al alcance de la mano y en un lugar seguro para evitar desperdicios del producto, caída de los mismos y por lo tanto accidentes en la regadera, por lo que el número ideal para este espacio es de 75 cm de distancia entre las tres áreas principales.



Captura de pantalla 2015-09-24 a las 10.31.46

Otra zona importante es la del sanitario, cuyo tamaño ideal debe ser entre 43 y 45 centímetros, con al menos 40cm de distancia entre el codo y las paredes, en el caso del cuarto destinado para la regadera es importante asegurarse que éste mida cerca de 2 metros de alto por 90cm de ancho y lo más importante que la altura de la cebolleta esté al menos 10 cm por encima de la estatura del miembro más alto de familia”.

De igual forma que los mostradores en el caso de la cocina, en la zona de los lavabos debe estar a una altura promedio de 91 cm y contar con una iluminación adecuada para afeitarse o maquillarse, la clave para evitar el goteo de las manos en el piso es colgar toalleros o ganchos en un lugar de fácil acceso, idealmente cerca del lavabo, estos accesorios aparte de ser simples de instalar, pueden cambiarle totalmente la vista a tu baño creando un ambiente moderno, limpio pero sobre todo elegante.

Captura de pantalla 2015-09-24 a las 10.32.00

La cereza del pastel para crear un baño con diseño y funcional es la incorporación de grifería, elemento que debe elegirse considerando el estilo, los acabados y el tipo de accesorios y complementos, por ejemplo, si contamos con un ovalín de diseño moderno, podemos incorporar un monomando alto con acabado en cromo, el cual le dará un toque limpio y elegante a este importante espacio.

Ahora que ya sabes los números para un baño matemáticamente perfecto, solo es cuestión de aplicarlo en la distribución de cada elemento, de esta manera encontrarás que es mucho más simple crear espacios funcionales respetando la aritmética de las tres zonas principales.

 

May Ann Nadonga

Moen México

www.moen.com.mx