¿Por qué es importante una ropa cómoda para la lactancia?

Amamantar es un acto natural que se realiza cuando y donde el bebé lo requiera (aún no se ha inventado la aplicación para celulares que permita programar esto); sin embargo ¿qué pasa si nuestros bebes piden su alimento en lugares públicos? Recuerdo que cuando Joaquin -mi hijo mayor- deseaba amamantar y nos encontrábamos en un lugar muy concurrido, tenía que ver a todos lados buscando “el lugar” más discreto para la lactancia. Recuerdo haber visto a Mamás dar de lactar mirando hacia la pared, como “niña castigada”.

 



¿Cómo es ahora?

 

Hoy en día este panorama ha cambiado, gracias a la presencia de ropa destinada específicamente para este quehacer. Se trata de la ropa de lactancia, prendas confeccionadas de manera específica para que todo se vuelva más cómodo y fácil.

 

La ropa de lactancia permite a las mamas dar de lactar con discreción y tranquilidad. Los diseños cuentan con una abertura especial a la altura del busto (¿por qué se habrán demorado tanto en inventarlo?) que facilita de manera increíble amamantar a los bebés con total comodidad, evitando con ello que la mamá levante toooooda su ropa con la consiguiente posibilidad que le pase frío y lo que para muchas es la gloria, resguardando este bello acto de miradas indiscretas.

 

Hay blusas de diferentes estilos, tops, MANTLES, toreras, es decir un universo de posibilidades, diseños y colores puestos a nuestra disposición para el gusto de todas las mamis. Son confeccionadas en telas suaves y frescas ideales tanto para la época de verano, como para cualquier otra estación; esta es una característica muy importante pues cuando amamantamos la temperatura de nuestro cuerpo se eleva, por lo que se hace imprescindible que la ropa no sea un obstáculo sino que se convierta en nuestra aliada, otorgándonos frescura y de esta manera tranquilidad. ¡adiós estrés!

 

¿Cómo complementar?

blusa TD Arena Blusa TD Morada 

Un buen complemento de la ropa son los sostenes de lactancia ¡Sí, también existen! Cuentan con broches delanteros desmontables para una mayor comodidad y ajustables por la parte posterior para un mayor control y ajuste durante el proceso de amamantar. Un buen brasiere de lactancia debe tener el cuerpo y la copa sin costuras, Hay de algodón y los que son hechos en microfibra. Estos últimos se adaptan mejor al busto y otorgan una mayor suavidad y comodidad, características que el cuerpo de la mamá merece ¡y encima no generan marcas ni molestias! ¡wow!

 

coco maternitycoco maternity