Bastan estos 25 minutos para fortalecer los músculos de tus glúteos (VIDEO)

El ejercicio físico puede no ser una prioridad antes, durante y después del embarazo; sin embargo, de acuerdo con numerosos estudios, el ejercicio físico en esta época previene enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus, sobrepeso y obesidad, envejecimiento sobre la piel, entre otras.

Este tipo de actividad brinda múltiples beneficios tanto para el feto como para la madre, quien de hecho aumentará el tono muscular, fortalecerá las articulaciones, incrementará la oxigenación y circulación de la sangre –favoreciendo al feto mismo–, desarrollará una mejor condición física, aumentará la autoestima y el buen humor al liberar endorfinas, se agilizará la mente, se aliviarán síntomas de depresión, se reducirá el estrés, y más.



No obstante, no siempre se cuenta con el tiempo o la solvencia económica suficiente para ir al gimnasio y hacer una rutina de media hora. Por lo que te compartimos una rutina fácil y rápida de hacer desde la comodidad de tu hogar; pero antes de empezar, recuerda que si empiezas a sentir un dolor más allá del físico generado por el ejercicio, será mejor que asistas con un médico especialista en el tema para una guía.

 

Fotografía principal: Siliconebody