¿Sabías que esta es la manera en que los microorganismos intestinales ayudan a tu cerebro?

Hasta hace algunos años, la data científica se encargó de demostrar el importante papel que juegan los microorganismos en nuestra salud. El desarrollo de más de 100 miles de millones bacterias (buenas y malas) en el intestino ha permitido que el cuerpo adquiera una serie de herramientas para el funcionamiento óptimo del cerebro.

Estudios han comprobados cómo la salud intestinal se encuentra vinculada con enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson y algunos trastornos mentales. Por lo que esta masa de microorganismos se han vuelto reguladores importantes para todo el cuerpo, en especial para el funcionamiento cerebral.



 

Healthy_Gut_Healthy_MindBuenas VS malas bacterias

Las buenas:

Clostridium butrycom: produce importantes ácidos grasos, desinflama el sistema digestivo.

Bifidobaceria: regula las respuestas inmunológicas, produce vitaminas.

Lactobacillus: protegen contra los cancerígenos.

Las Malas:

Clostridium difficile: son los más dañinos siguiendo el curso de los antibióticos.

Campylobacter: la infección ocurre casi siempre al consumir comida contaminada que está poco cocida.

Enteroccocus Faecalis: ocurre casi siempre luego de una intervención quirúrgica.

Los beneficios de un sistema digestivo sano:

-Estimula el proceso en el sistema digestivo

-Ayuda a absorber los nutrientes

-Ayuda a fortalecer los tractos intestinales

-Se cree que mantiene el sistema nervioso sano

Cómo afecta al cerebro:

-El cerebro y el intestino están conectados directamente por el nervio vago.

-Los microbios interactúan directamente con el sistema nervioso; el cuál se comunica directamente con el cerebro.

-El sistema digestivo produce hormonas y componentes neuroactivos que viajan por la sangre.

Para beneficiar a ambos, cerebro e intestinos, que son uno, puedes hacer yoga, correr o descansar bien.