Los químicos del plástico pueden afectar el desarrollo genital de tu hijo

En los últimos años hemos sido testigos de esta revolución contra el uso del plástico. Estudios científicos han explicado que en el plástico existen sustancias tóxicas, tales como el BPA y ftalato de di-isononilo (DiNP, por sus siglas en inglés), que alteran la homeostasis tanto del medio ambiente como del cuerpo humano de quien entra en contacto con estos productos.

De acuerdo con un estudio realizado con 200 bebés suecos, estas sustancias químicas provocan pequeños cambios en los genitales masculinos. Esto sucede ya que el DiNP, dentro de los juguetes de vinil, los empaques y algunos tipos de suelos, bloquea a la testosterona y al desarrollo testicular.



Carl Gustaf Bornehag, de la Universidad Karlstad de Suecia, explica que estos datos implican que el DiNP, el sustituto del ftalato, no está produciendo cambios positivos en el medio ambiente. La investigación se realizó a través de la orina de las madres embarazadas en su tercer semestre, donde ya empieza a desarrollarse el sistema reproductivo del feto. Los resultados evidenciaron que los niños expuestos a altos niveles de DiNP contaban con un aparato reproductor más pequeño (entre dos centímetros).

De modo que, aunque los cambios sean sutiles, este fenómeno puede presentar problemas en la producción de semen, así como en la calidad de los espermatozoides.

En caso de que desees reducir el uso de productos de plástico, puedes darle click aquí para darte unas ideas sencillas para introducirlas en el día a día de tu hogar.

Fotografía principal: Pixmule