¿Debería de bañar a mi hijo si tiene fiebre?

Si tu hijo tiene temperatura abajo de los 39ºC y está tanto comiendo como actuando de una manera normal, entonces no es necesario que bañes a tu hijo para reducirle la fiebre. De hecho, probablemente esta fiebre esté ayudándole a su cuerpo a combatir una infección; por lo que es una buena idea que permitas que siga su curso.

Sin embargo, en caso que su temperatura eleve a más de 39ºC, él o ella realmente esté incómodo (al grado que ya no pueda dormir), y uno como padre se ponga nervioso, entonces se sugiere brindarle una dosis apropiada de acetaminofeno o ibuprofeno para calmar la fiebre y logre descansar.



En caso que la medicación no sea una alternativa para tu pequeño (porque es alérgico o similar) un baño con esponja no puede estar de más, ya que puede ayudar a reducir la temperatura. Es cuestión de asegurarse que el agua esté tibia –no fría– porque los temblores pueden hacer que la temperatura continúe elevándose  (en vez de disminuir). Otra alternativa es colocar un pañuelo frío en su frente.

Recuerda que el objetivo es que baje su temperatura, por lo que colocarle una pila de cobertores y ropa, podría tener un efecto contraproducente.