Ilustraciones de todo el mundo rinden homenaje al niño migrante ahogado

Aylan Kurdi, de tres años, y su hermano Rihan, de cinco, han dado la vuelta al mundo con sus desgarradoras fotografías en la isla griega de Kos. Ambos tenían el sueño de llegar a Canadá, donde sus tías viven, para escapar de la guerra que existe desde hace años en Siria.

Como respuesta para reclamar un “ya basta”, artistas del mundo empezaron a realizar tributos, bajo los hashtags #KiyiyaVuranInsanlik y #HumanityWashedAshore, para lograr una toma de consciencia sobre este problema humanitario.