Pon atención a tu apetito

Para lograr un aumento de peso balanceado se necesita prestar atención al apetito, comer cuando se tenga hambre y dejar de comer cuando se sienta uno satisfecha sin llegar a la indigestión. La mejor forma de lograrlo es visualizando un medidor de saciedad en el que 0 corresponde al estómago vacío y 10 al estómago completamente lleno. Lo ideal es empezar a comer en el nivel 3 (siente mucha hambre sin llegar al punto de los retortijones) y dejar de comer en el 7 (cuando todavía siente un ligero vacío). Comiendo sin quedar completamente llena mejorará tu digestión e ingerirás la cantidad de calorías adecuada.