Estas son las preguntas que necesitas hacerte en tu próxima relación de pareja

De acuerdo con la teoría platónica del amor, el ser humano solía ser un ente de dos cabezas y ocho extremidades, con una arrogancia insoportable y un pésimo humor. Como castigo, Zeus, la deidad máxima del Olimpo, decidió castigar al ser humano partiéndolo a la mitad con uno de sus rayos, y así condenándolo a buscar eternamente a su complemento. Fue entonces que surgió una de las permanentes tareas del ser humano: la de buscar a su “media naranja”, a aquel complemento que sea capaz de acompañarse (casi) hasta la eternidad.

Podríamos decir que esta premisa platónica es la responsable de que tengamos toda una serie de creencias acerca de la pareja; por ejemplo, que una sola relación de pareja debe ser para toda la vida, uno debe sacrificarse por el bienestar (y placer) del otro, el conflicto es malo e indeseable, con el amor basta para estar pleno y bien, uno debe sentirse afortunado si “encuentra el amor” y un fracasado si “lo pierde” (o no lo tiene), la vida en pareja debe ser pasional todo el tiempo, hay una constante lucha de poder que se enfoca en dominar al otro.

Cuando en realidad, y en palabras de Jacques Lemaire (1979), “los seres humanos no se seleccionan, se ‘descubren’. Así, de entre una multitud, el individuo ‘descubre’ a través de la mirada a alguien que le atrae, y a partir de entonces se inicia un proceso de cortejo en donde se alimenta y se mueve la fantasía de un encuentro erótico.”

couple

Es decir que, en el momento en que uno se siente atraído por otra persona, tiene la libertad de descubrirla a través de premisas –conocidas  en terapia de pareja como parte del Nuevo paradigma del amor–, como comprender que tanto la pareja como uno mismo son dos seres diferentes con crecimientos individuales que están creciendo como pareja; hay un crecimiento individual para el bienestar de la pareja; mostrarse realmente vulnerables e íntimos representa un elemento fundamental en el compromiso en la pareja; la comunicación asertiva y respetuosa es la herramienta más valiosa en la relación; el conflicto tiene la función de lograr que tanto la pareja como sus miembros crezcan (sin tomarse personal los comentarios); cada uno es feliz por sí solo y son capaces de reconocer la imperfección del otro para trabajar cada uno en sí mismo.

La duda eterna entonces surge, ¿cómo es posible llegar a este nuevo paradigma?

De acuerdo con The New York Times, existe una serie de preguntas críticas que es necesario hacérselas tanto a la pareja como a uno mismo:

¿Han discutido acerca de tener (o no) hijos, y quién podría hacerse cargo de él o ella?

¿Tienen una idea clara de cuáles son las obligaciones financieras y las metas tanto individuales como de pareja, y qué hacer con las ideas acerca de la inversión y los ahorros?

¿Cuáles son las expectativas del hogar, y quién se estará encargando de qué partes de su mantenimiento?

¿Estás consciente tanto de tu salud (física y mental) como de la suya?

¿Tanto mi pareja como yo somos afectivos al nivel que estamos esperando?

¿Soy (y es) capaz de hablar abiertamente sobre nuestras necesidades sexuales, así como preferencias y miedos al respecto?

¿Quiero tener una televisión en la recámara?

¿Realmente soy capaz de escuchar al otro (y el otro hacer lo propio), y considerar de manera justa sus ideas, sugerencias y dudas?

¿Hemos alcanzado un verdadero entendimiento de las creencias y necesidades tanto de uno como del otro, pudiéndolo discutir para fines de crianza?

¿Respetamos y apreciamos a los amigos del otro?

¿Valoramos y respetamos los padres del otro, y estamos dispuestos a poner límites entre ellos y la relación de pareja?

¿Qué hace la familia de uno para molestarte a ti?

¿Hay cosas que no estamos dispuestos a vivir durante la relación? ¿Cuáles son los respectivos límites?

Si a uno se le ofrece la oportunidad de viajar a otro país por un trabajo nuevo, ¿estamos listos para mudarse?

¿Cada uno se siente con la entera confianza de que la otra persona está comprometida a la relación, y que el vínculo sobrevivirá a los retos que vienen en seguida?

 

couple 2

Redacción

Redacción

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email