Bebés con tablets: ¿es bueno o malo?

Las tablets son dispositivos cada vez más habituales en nuestras vidas y en las de los niños. Están cambiando el modo de jugar, y ya los niños empiezan desde antes de los dos años a jugar en el mundo digital.

Ya sea para jugar, ver o dibujar,  el 40% de los niños y niñas menores de dos años acceden regularmente a las tablets o a los teléfonos de sus papás. ¿Cuán sana puede resultar esta relación que cada día se vuelve más adictiva para los niños?



Los papas, agobiados por el estrés del trabajo, les dan estos aparatos con mucha facilidad a sus hijos para entretenerlos. Sin embargo, ¿cuál es el uso que se le da a esta práctica? Podríamos decir que no es malo que desde pequeños empiecen a familiarizarse con este tipo de dispositivos, siempre que hagan un uso adecuado de ellos.

Las tablets tienen muchas ventajas ya que estimulan el desarrollo del bebé. Por ejemplo, el bebé escucha un cuento y aprende nuevas palabras, observa las letras y se da cuenta de que existe una relación entre éstas y los sonidos. También le enseñan cosas sobre animales, canciones, países, etcétera. 

Sin embargo, el uso frecuente de las tablets tiene también grandes desventajas: es una actividad sedentaria y los expertos avisan que el actual aumento de la obesidad infantil está relacionado en gran parte con el cambio de actividades de los niños. Además existe el riesgo de que el niño acceda a contenidos inapropiados y a esa edad él bebe no distingue lo real de la fantasía.

La Universidad de Londres publicó recientemente en el Daily Mail que las tablets no son, en lo absoluto, malas para los bebés. Esta nueva investigación afirma que las tablets ofrecen una gran estimulación para los cerebros de los recién nacidos, mucho más que los libros. La directora de este estudio, la profesora Annette Karmiloff-Smith, ha recomendado en el diario The Sunday Times que los niños reciban tablets desde temprana edad. Es otras palabras, los expertos sostienen que un uso responsable, educativo, creativo y supervisado puede resultar beneficioso para el desarrollo del niño, ya que le puede ayudar a formarse como se requiere en el mundo actual.

Recalcamos entonces a uno de los 25 españoles más influyentes en Internet, Genís Roca, quien señala que el uso de las nuevas tecnologías no debe verse como un peligro sino como una buena oportunidad para aprender buenos hábitos en el manejo de aparatos digitales, que posteriormente servirán a los niños en su vida.

Por otro lado existen muchos expertos que dicen que el uso de tablets a temprana edad puede ser muy dañino para los bebé. La Asociación Japonesa de Pediatría ha iniciado una campaña para restringir el uso prolongado de los teléfonos inteligentes y tablets a modo de juguetes para bebés y niños pequeños, por suponer un riesgo para su desarrollo, y recomiendan en vez jugar al aire libre.

 Hay que tomar algunas medidas para que la relación entre el niño y las nuevas tecnologías sea lo más sana y constructiva posible. Algunas medidas son:

  • Fija diario un tiempo máximo de uso de pantallas.
  • Es preferible que primero haga todos sus deberes y que luego, como recompensa, disponga un rato de la tablet.
  • Da un buen ejemplo a tu hijo. No te pases horas ante la pantalla.
  • Utiliza un sistema de control paternal para evitar que el niño entre en webs o descargue aplicaciones inadecuadas.
  • No dejes que la utilice justo antes de irse a la cama: hacerlo le pondría nervioso e interferiría en su descanso.

En conclusión, nosotros en Mama Natural creemos que está bien dejar a tus hijos jugar en tablets a temprana edad, ya que hay muchas aplicaciones que estimulan el desarrollo del bebé y aprendan buenos hábitos en el manejo de la tecnología. Pero se tienen que tomar ciertas medidas para que sea una actividad que no afecté su desarrollo psicognitivo.