¡Libera la tensión y el estrés con un simple cubo de hielo!

Llega un punto en que el cuerpo, habituado a la fatiga, el cansancio o el estrés, empieza a decaer: enfermedades, dolores corporales, labilidad emocional, discusiones con amigos, familiares o pareja, etcétera. Estos focos rojos no son sólo percibidos por el cuerpo, también por el inconsciente que tiene la función de guiarnos hacia nuestro propio bienestar integral y trascendental. Y entonces surge la duda de cómo contrarrestar los efectos psicosomáticos del estrés…

Desde la perspectiva rigurosamente científica, el descanso físico y el uso de fármacos son las opciones más viables para que el cuerpo aprenda a regularizar el desgaste excesivo de energía. Sin embargo existen alternativas que fomentan el desarrollo homeostático tanto del cuerpo, las emociones y el inconsciente; como por ejemplo, la acupuntura china.



Los principios de la acupuntura china asocian los puntos clave entre el cuerpo y la psique. Éstos, al ser presionados adecuadamente, liberan neurotransmisores que se dedican a generar una comunicación plena entre lo físico, lo psíquico y lo metafísico.  Entre los puntos más importantes es el que se encuentra la unión de la cabeza y el cuello, el cual se encarga de liberar la tensión y la fatiga en el cuerpo.

Para relajar el soma y la psique, la acupuntura china dice que coloquemos un cubo de hielo en la unión de la cabeza y el cuello. Esto permitirá concentrar la energía necesaria para combatir el estrés y sus consecuencias. 

Para encontrar el punto exacto, necesitas acostarte sobre el estómago y coloca un cubo de hielo en el hueco ubicado atrás de la cabeza. Asegúrate que el cubo, sobre una pañoleta o una servilleta, se quede ahí durante 20 minutos. Repite este proceso a diario antes de desayunar (o con el estómago vacío) o antes de dormir, y notarás cuáles son los efectos en tu cuerpo.

Con la constancia, esta práctica libera grandes cantidades de endorfinas en el flujo sanguíneo, generando cambios positivos en los patrones de sueño, los procesos digestivos, enfermedades o dolores, etcétera.