¿Te cuesta trabajo levantarte por las mañanas? Estos sencillos hacks resolverán ese problema

Levantarse en las mañanas puede ser una actividad tormentosa: ¿a quién le gusta levantarse temprano para ir a cumplir con las obligaciones del día? Se podría decir que se trata de un castigo divino, el cual exige separarse abruptamente de los brazos de Morfeo, del oasis cálido del lecho nocturno; de recorrer el hogar hecho un batidero para organizar el desayuno, la comida y el tentempié; de salir apresurados a la escuela o al trabajo.

Sin embargo existen algunos hacks que, de acuerdo con la revista Entrepreneur, ayudan a aminorar el abrumo de la levantada madrugadora:



Antes de dormir, termina la limpieza del hogar: lava los platos, levanta la ropa del suelo. Eso sólo te tomará entre 15 y 20 minutos. Al terminar, probablemente terminarás cansadx, lo cual ayudará a descansar durante la noche. Así, a la mañana siguiente, no sentirás el estrés de lavar y encontrar la prenda debajo de la pila de la ropa.

Prepara lo que necesitarás al día siguiente: libros, notas, cuadernos, papeles importantes. Coloca todo en frente de la puerta. Puedes apartar 10 minutos para revisar correos, y sólo responder que necesitan una atención inmediata.

Planea con tiempo las comidas de la semana. En caso que te lleves un aperitivo, prepáralo y empácalo la noche anterior. Invierte en una cafetera programable (y así despertar con el delicioso aroma del café). Deja los alimentos preparados para que, a la mañana siguiente, sólo tengas que consumirlos.

Prepara con anticipación la ropa que usarás al día siguiente. Para ello, puedes revisar cómo estará el clima, y así escoger los zapatos y accesorios. En la puerta puedes colocar el paraguas y las botas para la lluvia.

Escoge un horario fijo para ir a dormir, de ese modo tu cuerpo empezará a acostumbrarse. Y media hora antes de dormir, aleja cualquier gadget electrónico (incluido el celular), apaga las luces y disfruta de una actividad tranquila, como la lectura.

Procura dormir las horas que tu cuerpo te pide. Ya sea que te sea suficiente dormir sólo seis u ocho horas, recuerda que el cuerpo es el mejor parámetro para saberlo.