Tortuga, de 90 años, consigue llantas como piernas tras ataque de una rata (VIDEO)

La empatía, esta increíble capacidad de sentir lo que ese otro siente, es uno de los principales valores a enseñar a las siguientes generaciones. Su misma experiencia permite comprender, aceptar y respetar la existencia tanto de ese otro como la de uno mismo, lo cual puede reducir considerablemente problemas graves como el bullying, el grooming, violencia en la pareja, violencia intrafamiliar, entre otros.

La mejor manera de enseñar la empatía es a través del día a día, con eventos simples como la cordialidad o amabilidad con los seres humanos, las plantas y los animales; la preocupación genuina por un ser vivo en sufrimiento; la identificación y la expresión correctas o adecuadas de las emociones; la comprensión de que somos capaces de equivocarnos y, también, de reparar el daño; el conocer que somos seres resilientes.



Un ejemplo de esta empatía fue el caso de Mrs T, cuya tortuga sufrió el ataque canibalístico de una rata. La tortuga, de 90 años de edad, tuvo un altercado con una rata, quien se comió las patas delanteras de la primera. Fue así que un veterinario local se dedicó no sólo a lograr su supervivencia, también a brindarle un apoyo de transporte al colocarle unas llantas unidas a su caparazón.

Mrt T explica que fue como ponerle un motor turbo a sus piernas, los cual parece hacerle feliz. Y si no nos cree, al menos este video puede brindar una mejor idea: