Conmovedoras imágenes que te persuadirán de las clases de natación para bebés

La natación es, más allá de las clases de la tarde, una increíble vía para el bienestar de un persona; en especial si se trata de un recién nacido. Todos, al estar en el vientre materno, estamos en contacto con la fuerza física que nos hace flotar e, inclusive, nadar.

Es en la natación en que un pequeño es capaz de regularizar su mecanismo homeostático de contener la respiración mientras están abajo del agua (o mientras comen para evitar que la leche se vaya a sus pulmones), conservando el oxígeno y reduciendo la circulación en dedos y pies para una mejor respuesta adaptativa y bardicárdico. Y es que, sin darnos cuenta, este mecanismo de adaptación puede llegar a salvar su vida…



El ahogo en albercas es la principal causa de accidentes que causan la muerte de niños menores de cinco años. Estos peligros pueden causar tragedias que, realmente, pueden prevenirse. Por esta razón, Seth Casteel, famoso fotógrafo, decidió enfocar su nuevo proyecto en bebés entre cuatro y 17 meses de edad, nadando en las profundidades de una alberca.

Él explica que ve la fotografía como una oportunidad para ayudar a concientizar este factor de riesgo en menores de cinco años, y así fomentar las clases regulares de natación para evitar así el riesgo de muertes accidentales. Aunque, sinceramente, el resultado resulta ser increíblemente enternecedor. Si no nos creen, ustedes vean las fotografías y juzguen por ustedes mismos: