¿Son estas las sensaciones que una madre experimenta tras perder a un bebé en su vientre?

Cuando se pierde a un bebé, parece imposible creer que existe la posibilidad de volver a ser felices en relación con nuestra persona, nuestra maternidad o paternidad, con nuestros deseos e ideales de vida. Se pasa por un proceso de duelo, donde la negación, la ira (la vergüenza, la culpa), la negociación, el dolor emocional dejan un vacío y una tristeza que parecería eterna, aunque tan sólo dure unas semanas o meses. En especial cuando sucede una pérdida de un recién nacido o un aborto. 

De acuerdo con un estudio realizado en Albert Einstein College of Medicine en Yeshiva University y Montefiore Medical Center, en Nueva York (EE.UU.), las emociones que prevalecen durante la experiencia del aborto es la culpa y la vergüenza, las cuales se exacerban al considerar que se que hicieron algo malo durante el embarazo y que, a pesar de todo, se encuentran solas.



En el estudio, donde se registraron 1 084 voluntarias, un número significativo supuso la causa de la pérdida, como un evento estresante, cargar cosas pesadas o hacer uso de anticonceptivos orales. No obstante, el 57 por ciento de la población reporta no haber recibido la causa oficial por por parte de los médicos, lo cual conllevó a una serie de suposiciones y sentimientos negativos hacia sí.

Dr. Zev Williams, director del programa, explica que los resultados indican una serie de malentendidos en relación a la prevalencia y causas del aborto, y que, no obstante, hay muy poca información al respecto. Esto trae, en consecuencia, un gran número de mujeres y parejas que se sienten aisladas y solitarias tras un aborto: “Necesitamos educar mejor a las personas y al personal para informar al respecto, lo cual podría reducir considerablemente la vergüenza y el estigma asociado con él.”

Gran parte de la desinformación del tema se asocia con la incidencia y las causas de esta complicación natal. De hecho, una quinta parte de las personas creen, erróneamente, que los estilos de vida durante el embarazo son la principal causa del aborto, cuando en realidad se trata de una causa médica o genética. Científicamente se sabe que el 60 por ciento de los abortos son causados por un problema genético.

guren__lotus_flower__miscarriage__by_carliheart-d5qd6mt¿Qué se puede hacer al respecto?

Dado que se trata de un proceso de duelo, hablar con las personas que han pasado por una experiencia similar o inclusive saber que seres como uno o como las celebridades han pasado por la misma situación. Esto, dentro de lo que cabe, brinda una sensación de compañía y confort, donde la comprensión resulta ser la mejor aliada durante este proceso de aislamiento.

Tener la capacidad de hablar así como la sensación de saberse escuchadas y validadas por otro, crea en sí mismas una experiencia de autocuidado y sanción. Se trata de un momento reflexivo, donde la experiencia del aborto adquiere un nuevo papel en la vida, una nueva narrativa para comprenderlo como un evento de resiliencia y supervivencia (alejándose las sensaciones de culpa y soledad).