TOP: 5 sencillas razones para aceptar, cuidar y querer a tu cuerpo

En los últimos días han surgido imágenes de eventos de moda donde ciertas famosas tienen una obsesión, casi compulsiva, con la desnudez. Sus vestidos transparentes alcanzan a materializar una silueta femenina, estratégicamente ocultando zonas erógenas como los pechos, la vulva y (si bien va) el trasero. Esta coquetería con la desnudez ha implementado una moda que crea una nueva posición que empodera a la mujer y, a su vez, la esclaviza a la perfección sin importar su talla, grosor o forma.

Es verdad que esta tendencia ha permitido conocer nuevas formas corporales femeninas, las cuales cuentan con una increíble comodidad con mayor volumen de la masa corporal. Sin embargo, la manera en que se presentan estos cuerpos crean la fantasía de que, aún si eres una persona robusta, debes presentarte sin defecto alguno. Como si la celulitis, las estrías, las cicatrices, el acné o las “imperfecciones” sólo alcanzaran a las mujeres comunes.



Esta relación de amor-odio entre el cuerpo de una persona y su consciencia propia no sólo afecta en la autoestima de la misma, también en su autopercepción y el trato diario que se da a sí. De hecho, de acuerdo con el blog de Rockbody.tv, “[n]o es bueno para nuestras almas ni para nuestra autopercepción el que seamos bombardeados constantemente con imágenes que intentan prescribir la belleza para nosotros, la cual se encuentra basada en una idea completamente falsa de que cada mujer debería poseer proporciones casi imposibles y perfección casi imposible de alcanzar para ser atractivas.”

Al sentirse inferior por no contar con la silueta impuesta por las imágenes de Photoshop, cada mujer y hombre se encuentra rechazando la belleza innata de la humanidad.  Por ello es indispensable celebrar y honrar la naturalidad de los cuerpos, tal y como son. Existen una enorme lista de razones para hacerlo, las cuales te compartimos algunas:

Porque es tu cuerpo y tu cuerpo eres tú. Aceptar la forma de tu cuerpo te permite sentirlo, conocerlo, vivirlo. Descubre cuál es la mejor manera en que se siente cuerpo, de cómo le gusta expresarse.

Porque tu cuerpo es inteligente y sabe exactamente qué es lo que necesitas hacer para protegerlo y cuidarlo.

Porque hay personas en este mundo tan inmenso que adoran la figura de tu cuerpo.

Porque brinda movimiento y libertad según tus propias necesidades motivacionales.

Porque mereces amarlo tal y como es, y vale la pena hacerlo.