Estos tips seguramente lograrán que mejores tu estado de ánimo

Las sensaciones, emociones y sentimientos son reacciones intrínsecas de la humanidad. Por lo que el rechazo o represión de ellas simboliza una aniquilación de una parte de nuestro cuerpo psíquico, así como un desbalance que es capaz de destruir una relación, una familia, una vida.

Al contar con recursos para aceptar las emociones, tales como el miedo, el enojo o la tristeza, nos volvemos capaces de sobreponernos enteramente a esa crisis o trauma que nos afectó. Estos recursos son el apoyo para autorregularnos cuando somos víctimas de la ira, cuando la tristeza nos alberga, cuando el miedo nos acecha. Aunque, ojo, esto no se trata de reprimir la emoción, sino de comprender de dónde viene la emoción y reaccionar de manera adecuada ante ellos.



tumblr_nnqcj4iVtK1tne1cuo1_1280La manera en que usamos estos recursos puede convertirse en la clave para el bienestar de nuestra vida en general. Existen varios métodos para desarrollarlos óptimamente; sin embargo, recuerda que se trata de usar sólo aquellos con los que estamos dispuestos a usar y con los que nos sintamos cómodos. Algunos de ellos son los que te compartimos a continuación:

1. Respira. Aprende a respirar profundamente como un método de autorregulación de las emociones fuertes (las cuales te cuesta trabajo controlar). Inhala fuertemente, inflando el estómago. Mantén la respiración dentro de ti durante cinco a diez segundos (o el máximo que puedas). Exhala desinflando el estómago. Repítelo cuantas veces sea necesario. Pero continúa haciéndolo.  

2. Escucha y siente la música. Ya sea rock & roll, blues, jazz o música para la meditación. Sólo atrévete a escuchar atentamente la emoción que transmite la música. Inclusive, toma cinco minutos antes de trabajar haciendo este ejercicio. Al regresar a trabajar te darás cuenta que nos emociones se habrán disipado, ayudando a moverte y a seguir adelante. 

3. Toma una siesta (aunque sea de cinco minutos). Pon una música relajante, acuéstate y respira profundamente. Trae a tu cuerpo y a tu mente a un lugar de tranquilidad, en especial si ha sido un día de mucho estrés. 

4. Come un snack saludable, como frutas o verduras, lo cual no sólo te dará un respiro de la agenda del día, también te brindará la suficiente energía y alegría para continuar. 

5. Deshazte de esa lista de pendientes: elimina toda esa lista de correos en borrador el último mes, prométete una lectura diaria entre 15 y 30 minutos, ve un capítulo de una serie, asiste a una clase de yoga o aerobics que realmente disfruta, sal a caminar sin plantearte llegar a un lugar en específico. Toma sólo un respiro del trabajo. 

6. Sé curiosx al plantearte proyectos a futuro y afirmaciones positivas. Desde preguntas básicas hasta crear objetivos, alcanzables y realizables, para tu propio bienestar.