¿Cómo se hacen las nubes? Este creativo video te ayudará a explicárselo a tus hijos

Cuando nos acostamos en el pasto, miramos hacia el cielo y nos dejamos llevar por la marea de las nubes, probablemente escuchamos una vocecita curiosa “¿cómo se hacen las nubes, mamá-papá?” mientras vemos un dedito señalando en dirección a esos campos de algodón flotantes en una superficie azul.

En la escuela nos enseñan que, en el momento en que los rayos del sol llegan al agua de los mares, lagos y ríos, ésta se evapora y eventualmente se condensa en los cielos, formando las nubes. Sin embargo, ¿cómo podérselos explicar a nuestros hijos?



En un video ilustrativo de MinuteEarth, Emily explica no sólo el proceso básico de la formación de las nubes, también da a conocer de manera sencilla todas las implicaciones tanto físicas como químicas que influyen en el proceso.

 

Las nubes son pequeños bailarines que pesan cientos de toneladas, y liberan una energía equivalente a 270 toneladas de dinamita. Toda esta bomba de energía inicia con la energía solar, la cual evapora las aguas de los océanos, plantas y el suelo y rompe los lazos moleculares que mantiene al agua junta. Estas moléculas tienden a ser más ligeras que el calor que las rodea, ya que dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno son más ligeros que dos de nitrógeno o dos de oxígeno que conforman a la atmósfera.

Esto quiere decir que una vez que las moléculas de agua evaporadas se separan de las moléculas de agua en estado líquido, flotan en el aire desprendiendo gases que continúan elevándose por el cielo hasta que, ante el frío de la altitud, se condensan en pequeñas gotas que forman los primeros bosquejos de la nube.

Conforme el globo de vapor continúa elevándose, las nubes se van haciendo cada vez más grandes y esponjosas, van adquiriendo fuerza y energía que obtuvieron del reflejo del Sol sobre la Tierra.